Cierran 315 comercios en Almería por falta de ventas

Las compras por Internet o el despoblamiento, entre las causas

Cierran 315 comercios en Almería por falta de ventas
  • La pérdida de ventas obliga a las tiendas pequeñas a cerrar
  • La Voz
  • Antonio Fernández
  • 07:00
  • 01.09.2018

Almería está sufriendo el más alto ritmo de cierre de establecimientos comerciales regentados por los trabajadores autónomos de toda Andalucía. Los datos que atestiguan ese fenómeno los aporta la Asociación Profesional de Trabajadores Autónomos de Andalucía.


El estudio corresponde al último año, un periodo en el que el comercio minorista de la provincia ha visto cómo se cerraban 315 establecimientos, una pérdida del 2,4 por ciento que contrasta con el 0,8 por ciento de descenso en el conjunto de las provincias andaluzas.


Menos tiendas
El estudio realizado por la Asociación de Autónomos (ATA) suponen una comparación de los establecimientos comerciales que estaban abiertos en julio de 2017 y los del mes de julio de este año. En 2017 se contabilizaban en Almería 12.988 comercios minoristas y un año después esa cifra había bajado hasta los12.673.


El problema es el descenso de las ventas que se viene registrando desde hace dos años. Según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística, mientras que en julio del año 2016 las ventas crecían en un 4,8 por ciento, apuntando una recuperación en el sector comercial, un año después el ritmo había caído al 0,9 por ciento.


En el último año el descenso ha sido mucho más notorio y de hecho no hay crecimiento sino un descenso en los datos de consumo del 0,4 por ciento. Menos ventas y con unos precios muy similares, e incluso inferiores en muchos casos, que en los dos años anteriores.


Las causas 
Dos causas destacan en ese acusado descenso de las ventas que ha obligado a echar el cierre a más de 315 establecimientos de comercio minorista: la primera de ellas es el boom del comercio electrónico y el segundo la despoblación de las zonas del centro de la capital y de los pueblos más grandes.


El presidente de ATA, Rafael Amor, explica que el comercio electrónico “acerca al mundo a cualquier comercio y cualquier comercio puede exportar en todo el mundo pero convierte el día a día en una competencia global y sin horario y eso está pasando factura a algunos comercios tradicionales, una tendencia sin vuelta atrás que supone el comercio electrónico, el tiempo de todo a un click, al que no se han adaptado”.


Añade que las comunidades y provincias que más autónomos del comercio pierden tiene además un importante problema de despoblación y abandono de los oficios y negocios tradicionales, un problema que afecta a los comerciantes de pueblos del interior que sufren esas pérdidas de población.


Consumo bajo
Afirma Rafael Amor que la falta de relevo generacional “tiene como consecuencia directa muchos de estos cierres por lo que se hace imprescindible apoyar definitivamente las medidas que hagan efectivo ese relevo y la ampliación de la tarifa plana a los emprendedores de municipios de menos de 5.000 habitantes”.


Para cerrar ese ciclo la Asociación hace referencia al descenso de poder adquisitivo de los almerienses, que por esa razón han disminuido su capacidad de compra.

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR