El futuro turístico de Almería entra por la cocina

Coloquio para definir las claves de la capitalidad española de la gastronomía

  • Antonio Fernández
  • 07:00
  • 11.07.2018
  • / actualizado a las 10:52
  • 11.07.2018



Hablar de gastronomía es hoy debatir sobre algo más que comer. La cocina se ha convertido en pasión y en argumento para atraer a aquellos que buscan en cualquier rincón del mundo una forma de alimentarse, una cultura culinaria, conocer sus raíces, sus secretos mejor guardados.


Pero en el caso de Almería es, como ayer dijo el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, una ilusión común, la de ponerse a la cabeza de la gastronomía española el año que viene, lo cual tiene su enjundia porque estamos hablando de un país que goza del prestigio de tener una de las mejores ofertas gastronómicas del mundo.


De todo ello se habló ayer en el Desayuno-Coloquio de la Gastronomía Almeriense. Innovación y Futuro, un encuentro organizado por La Voz de Almería, Cadena SER y Dekton by Cosentino, que contó con un elenco de expertos encabezado por el Chef Peña, la chef Yolanda García (Restaurante Alejandro), Jose Álvarez (Restaurante La Costa) y el nutriólogo Antonio Murillo, de la Universidad de Almería.


Almería aspira a ser en el año 2019 la Capital Española de la Gastronomía y entre los invitados y los asistentes al coloquio celebrado en el teatro Cervantes se respiraba confianza en lograr ese objetivo, y ello por varias razones de peso que contarán a la hora de la designación:


Argumentos
Porque la provincia juega sus bazas desde el convencimiento de disponer de las materias primas adecuadas para elaborar una cocina de alto nivel, desde hortalizas de calidad contrastada a los frutos de un mar amable, pasando por el peso de la historia, ese poso de conocimiento culinario que le han ido dejando las varias civilizaciones que han pasado por este rincón del Mediterráneo, y naturalmente la gestión de ese conocimiento que hace más rico el recetario y los pucheros.


El alcalde destacó que en la historia de Almería los grandes proyectos que han contado con un objetivo compartido han sido los que acabaron haciendo historia frente a aquellos que sólo gozaron de compromisos personales. Y citó el caso reciente de los Juegos Mediterráneos de 2005, que fue el proyecto de todos y que resultaron ser los más exitosos de la historia de esta competición que reúne a los pueblos que se acuestan a la ribera de este mar.


Impulso económico
Pero es que, además, ser la Capital Española de la Gastronomía permitirá a Almería dar un salto cualitativo y cuantitativo como destino turístico. Las encuestas realizadas entre los turistas nacionales e internacionales destacan la gastronomía como una de las razones de peso para elegir destinos a los que viajar.


No es un dato cualquiera, sino una afirmación que comparten en torno al 78 por ciento de los turistas que cada año se mueven por Europa; reconocen en sus respuestas que la gastronomía es una de las razones de más peso para decidirse, y Almería quiere darles argumentos para elegir.


Para los empresarios almerienses, una oportunidad única para relanzar la provincia en los mercados de origen de los visitantes; la cuestión es que Almería no sea ya solamente un destino para viajar, sino sobre todo un destino al que regresar. Es la meta de la fidelización, argumento altamente deseado por los operadores y los empresarios turísticos.


Innovación y salud
En los nuevos escenarios de la gastronomía hay varias claves que la candidatura de Almería rescata del ideario general: una la de incorporar la innovación en la cocina, sin dejar de lado los sabores y las texturas que han dado prestigio a su oferta gastronómica a lo largo de la historia.


La segunda clave se basa en hermanar el concepto de la alimentación con el de la salud, el nuevo ‘mantra’ que sustenta las decisiones de compra y las elecciones de destinos, bien como consumidores o como turistas. El televisivo Chef Peña tiene claro que este tipo de mensajes son los que tiran de la cocina del futuro “porque la gente lo que quiere es vivir experiencias y, en lo gastronómico, busca no sólo ir a comer, sino poder emocionarse”.


Almería cuenta con el indudable valor de contar con un apoyo unánime a la candidatura para ser la capital española de la gastronomía. La cuestión es que ese ‘año de la cocina’ debe ser realmente una plataforma hacia el futuro, más que un objetivo en sí mismo, porque argumentos le sobran para liderar la alimentación del futuro.

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR