Treinta comunidades de regantes se unen para salvar sus pozos

La sequía y la salinización amenazan los recursos hídricos en Níjar

Treinta comunidades de regantes se unen para salvar sus pozos
  • El presidente de Feral en el centro, junto a los promotores de la Junta Central.
  • Manuel León
  • 07:00
  • 17.05.2018
  • / actualizado a las 20:12
  • 17.05.2018

Regantes de treinta comunidades de Níjar y Lucainena han dado un paso al frente para constituir -14 años después de un primer intento- una Junta Central de Usuarios que les permita una gestión sostenible de todos los recursos  hídricos de la comarca compuesto por pozos, agua de depuradora y de la desaladora de Carboneras.


En una numerosa asamblea celebrada el martes, todos los representantes dieron su voto a favor para que se inicien los trámites administrativos para la constitución de esta sociedad que se encargará de la planificación de los recursos hídricos de la zona con un rango superior a las propias comunidades, al igual que otras comarcas que ya cuentan con esta corporación de derecho público como la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora y la del Poniente, que dependen de la Cuenca Mediterránea Andaluza. 



Estarán representados también como socios de pleno derecho los ayuntamientos de Níjar y Lucainena y Carboneras, si se confirma que el acuífero afecta también a este último municipio.

Juan Espinosa, presidente de la Sat Regantes Campo de Níjar, coordinará la constitución de la Junta junto a una comisión de trabajo integrada por cinco personas que recogerán toda la información que requiere la Consejería de Medio Ambiente en cuanto a pozos, datos sobre caudal disponible, número de comuneros y superficie total regable.


El presidente de la Federación de Regantes, José Antonio Fernández, que acudió como invitado, explicó los beneficios de una Junta Central de Usuarios y relató la experiencia positiva que se lleva a cabo en el Poniente, donde se gestiona un plan de recuperación del acuífero “gracias a la unión entre todas las comunidades, coordinadas por la Junta Central de Usuarios del Poniente.


Recalcó también importancia de la futura Junta Central de Usuarios para que las empresas agroalimentarias de Níjar puedan demostrar ante sus clientes la huella hídrica y el esfuerzo que se va a desarrollar para salvaguardar el acuífero.El presidente de la Sat de Regantes Campo de Níjar explicó a los asistentes que “la Junta Central de Usuarios respetará la gestión interna de las comunidades, que seguirán siendo independientes para tomar sus decisiones”, según Juan Espinosa.


La dramática situación que viven la mayoría de los pozos de la zona, a consecuencia de la sequía y de la salinización de las aguas subterráneas, ha provocado que las comunidades acuerden la constitución de la Junta Central, cuya puesta en marcha es obligatoria en los acuíferos que se encuentren sobreexplotados, según recoge la Ley de Aguas.


newsletter


  • ¿Ya recibes nuestro boletín diario?
    ¿Ya recibes nuestro boletín diario?