El Gobierno no descarta restricciones a los regadíos en 2018

La ministra afirma que la prioridad es el abastecimiento

La ministra en su comparecencia ayer en el Senado
La ministra en su comparecencia ayer en el Senado

La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, advertía ayer que la situación hidrológica es de una especial gravedad cuando se han cumplido cuatro años ya de escasez de lluvias y el país se encamina a un quinto año seco, si no cambia la meteorología.


El debate se producía ayer en el Senado a instancias del senador de Ciudadanos alicantino Luis Crisol, que trasladó al Ejecutivo las demandas de los agricultores de Almería, Murcia y Alicante, seriamente afectados por la falta de agua.


Esfuerzo público
García Tejerina defendió las actuaciones desarrolladas por su Ministerio en estos últimos cuatro años, periodo en el que se han invertido en este área del sureste hasta 350 millones de euros para tratar de asegurar los regadíos.


Un esfuerzo inversor y una toma de decisiones que, según manifestó, han permitido que en este tiempo de dificultades y de escasez “se han evitado las restricciones de riego, un periodo en el que  incluso se ha incrementado de forma notable la producción, hasta en un 17,5 por ciento en el caso de frutas y hortalizas y se ha duplicado en el de las nectarinas o melocotón”.


Situación grave
La ministra advertía, no obstante, que cuando estamos ya en el quinto año de una sequía histórica, que además se ha extendido al resto del país, y no sólo por las provincias del sureste, mantener las dotaciones del regadío sin afectar el abastecimiento de las poblaciones”.


Una advertencia que abre la puerta a la aplicación de restricciones en el agua que se destina a los riegos en las explotaciones de Almería, Murcia y Alicante ya que la Ley de Aguas obliga a atender de forma prioritaria el suministro a la población, una norma que ni el Gobierno ni nadie puede saltarse.


Justifica esta posición con la grave situación actual y recuerda que en España “no había sucedido nunca que en cuatro años de fuerte escasez de recursos se hayan mantenido las dotaciones de agua a los regadíos”, permitiendo con ello que el sector hortofrutícola incluso haya incrementado su producción porque “no ha faltado el agua”.


El compromiso del Gobierno y del Ministerio de Agricultura en particular es  el de seguir haciendo “todo lo que legal y físicamente sea posible  para movilizar recursos hídricos y aplicar nuevas medidas, porque somos conscientes de que la situación es cada vez más difícil”.


Las declaraciones
El senador Crisol afeó a la ministra unas recientes declaraciones en las que afirmaba que para evitar el cierre de los grifos tendrá que haber más restricciones en la agricultura, “una posición preocupante porque la agricultura es el sustento de muchos miles de familias y el soporte de la economía en las provincias del sureste”.


García Tejerina a su vez le reprochó que “ahora se preocupe por el agua, cuando estamos en el quinto año de sequía” y reiteró que la Ley de Aguas obliga al Gobierno a dar prioridad al abastecimiento humano antes que a los regadíos.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería