Neymar y Firmino llevan a Brasil a cuartos de final

Una poderosa Brasil liderada por Neymar y Willian se meten cuartos y presentan candidatura

Brasil empieza a dar miedo en el Mundial.
Brasil empieza a dar miedo en el Mundial. Carlos Miralles

La selección de Brasil ha ganado  a México (2-0) en el Samara Arena, en los octavos de final del Mundial de Rusia, gracias a un buen partido de Neymar, con un gol y una asistencia, quien como la 'canarinha' está yendo a más y que no gozó de una mayor y previa tranquilidad por el buen hacer del 'Memo' Ochoa en la portería azteca, que de poco sirvió a los suyos. Empezó mejor México, y algunos ya vaticinaban otra sorpresa como las firmadas por Alemania, Argentina o España. Pero Brasil está ganándose la condición de favorita con el paso de los partidos. Igual que Neymar va cogiendo ritmo tras su lesión, lo hace un conjunto de Tite compensado y que tiene todavía mucha samba que bailar por Rusia.


Si Willian sigue enchufado y con los voltios a tope, si Coutinho se enroca en llegar desde segunda línea con sus misiles roscados, y si Paulinho y Casemiro -que no jugará los cuartos de final, sancionado por acumulación de amarilla- siguen dando equilibrio al juego por delante de una muralla inquebrantable, esta Brasil necesitará mucha brujería, la que no tuvo México esta vez, para caer.


Las ideas claras De menos a más, cogiéndole el pulso al partido sin prisa pero sin pausa, Brasil esperó a que México bajara el ritmo físico para buscar superar a un intratable Ochoa, que paró todo lo que pudo para intentar que su 'Tri' pudiera ir a unos cuartos de final que no conocen desde la cita en su casa en 1986. Pero Neymar, reivindicándose, abrió la lata y después hizo la mitad del segundo gol, el que da vida a la 'canarinha'.


Neymar inició y finalizó una jugada en la que Brasil trasladó al marcador su dominio en el terreno de juego. El '10' fue abriendo vía en paralelo a la línea de la frontal del área hasta que, de tacón, engañó a sus cazadores y asistió a Willian, que con un autopase y un centro de la muerte la puso ideal para que Neymar, estirándose y con la punta de la bota, diera ventaja a Brasil. El buen hacer de una Brasil inspirada y alegre prosiguió en Samara. Ochoa se metamorfoseó en pulpo para detener varios disparos a Neymar, Paulinho o Willian, pero Neymar quería más y forzó, en una contra en el minuto 88, el segundo gol. Lo quiso suyo, para su gloria, pero desvió ligeramente Ochoa y un fresco Roberto Firmino llegó a tiempo para marcar, celebrando ya el pase.


La maldición Con México todavía viva al descanso, Juan Carlos Osorio quiso cambiar las tornas y dio entrada a Miguel Layún por el veterano Rafa Márquez, resituando a Edson Álvarez en el centro del campo con el lateral del Porto ocupando su posición natural. Pero Álvarez, amonestado y ya con México por debajo en el marcador, dejó poco después su lugar a Jonathan Dos Santos, que debutó.


No se rindió México ni con el 2-0 en contra, pese a situar Tite a Marquinhos en el campo en relevo de un gran Willian y reforzar su muro. Pero la 'Tri' no tuvo fuerzas, no tuvo inspiración. México seguirá por séptima vez consecutiva en un Mundial cayendo en los octavos de final.

 

más leídas

últimas de Mundial 2018

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería