Del Paseo de Campos al Paseo de Almería, nuestra Carrera Oficial

En el siglo XVI, los desfiles se desarrollaban por el barrio de la Almedina

Del Paseo de Campos al Paseo de Almería, nuestra Carrera Oficial
  • Imagen del Paseo fechada en 1910 (arriba) y plano del Proyecto Jover, de 1855 (abajo).
  • La Voz
  • Juan F. Escámez
  • 25.03.2018

Las primeras menciones que disponemos del término ‘carrera oficial’, las encontramos en la Sevilla en 1604, cuando el inquisidor General Fernando Niño de Guevara, Cardenal y Arzobispo hispalense desde 1601, decreta la obligación de paso de todas las cofradías sevillanas por delante del Palacio Arzobispal para una mayor vigilancia censora, en la que se controlarían los horarios de paso y los respectivos itinerarios. Las cofradías pues, debían de pasar por la Catedral, salvo las ubicadas en el barrio de Triana que hacían lo propio por la parroquia de Santa Ana, ante la imposibilidad de pasar el rio.


Este concepto de carrera oficial como el establecimiento de un itinerario establecido y que actúa como control para todas las hermandades y cofradías, se exporta al resto de ciudades andaluzas y españolas, llegando a la ciudad de Almería y estableciéndose en la actualidad en nuestro Paseo de Almería.


En el siglo XVI, los desfiles procesionales se desarrollaban por el barrio de la Almedina, donde, antes del terremoto de 1522, el ayuntamiento tenía su sede en la calle Real, la Catedral se ubicaba en la antigua mezquita aljama y el obispo tenía su residencia hasta 1550. Debido a la desolación que debió de vivir el barrio tras el seísmo, según el Padre Tapia, el cabildo acordó que las procesiones pasaran por la plaza Vieja para un mayor lucimiento, iniciando una carrera oficial para las procesiones que saldrían de la catedral pasando por las calles Eduardo Pérez, Real, Santo Cristo, Mariana y Cervantes.


El Paseo de Almería nace de forma paralela al trazado de las murallas modernas de la ciudad proyectadas por el capitán general de Artillería, D. Francés de Álava en 1576, consiguiendo una reducción del espacio urbano con el objeto de facilitar la defensa de la población. 


En el siglo XIX se transforma y configura la ciudad según las demandas constantes de la burguesía. Esta clase social surgida gracias a un auge económico en la provincia exigirá constantes mejoras urbanas. Una de estas exigencias será la de acondicionar espacios amplios y verdes en la ciudad, los denominados “paseos”.


Dentro de la morfología urbana de nuestra capital, los espacios de recreo serán el Malecón del puerto y el Paseo de Campos. El Paseo de Campos se ubicaba a extramuros, paralelo a la muralla, conformándose como un espacio de recreo, tranquilo, libre de ruidos, más allá de la constreñida ciudad y el trasiego constante de sus estrechas calles.


Serán los habitantes del barrio de las Huertas, los que cansados de cruzar estas murallas de forma constante y obligada para tener acceso a los servicios que ofrecía la ciudad, insistirán de forma incansable en derribar los muros que los separaban del resto y reclamándolo también por las condiciones de insalubridad en las que vivían. Estas peticiones se las hacen llegar a la reina Isabel II en 1848, pero habrá que esperar hasta 1855 para que se completara la autorización real para la aprobación del derribo de las murallas, a la que no se mostró ninguna objeción desde el cabildo municipal o el estamento militar.


En el momento del derribo, el anterior espacio a extramuros tranquilo, pasa a tener un papel principal dentro del desarrollo urbano, convirtiéndose en una vía vertebradora del nuevo ensanche burgués que se ejecutaría en sus inmediaciones.


De esta forma, llegarían de forma abrupta a la ciudad de Almería, las nuevas reformas urbanísticas que se estaban implantando en el resto de España y Europa: nuevos ensanches, alineaciones y aperturas de calles y espacios de recreo, donde el nuevo Paseo va a tener el papel protagonista del nuevo desarrollo de la ciudad, que sin duda, a día de hoy conserva. 


Toda la información de la Semana Santa 2018, aquí


últimas de especial semana santa 2018


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR