El Camino lució por Araceli pese a las inclemencias meteorológicas

Un Toque de Oración en memoria de Gabriel, poco antes de salir el paso, emocionó a todos

El Camino lució por Araceli pese 
a las inclemencias meteorológicas
  • La procesión preparada En el patio de la Escuela de Verano de la barriada de Araceli, la procesión del Cristo del Camino, a punto de ganar las calles.
  • La Voz
  • José Luis Laynez
  • 25.03.2018

Afirma el refrán que ‘nunca llueve a gusto de todos’, a lo que yo añadiría: ‘y raramente hace viento a gusto de alguien’. Eolo se ensañó ayer sábado con la capital almeriense y sopló y sopló, como el lobo en la casa de los cerditos. Ni Eolo ni el lobo lograron sus objetivos pero bien que incordiaron a los cerditos y a la procesión del Cristo del Camino y Nuestra Señora de la Salud.


Pasaban unos pocos minutos de las 7 de la ventosa tarde sabatina cuando se abrió el portón lateral de la escuela de verano de la barriada de Araceli y nadie tenía claro si el cortejo procesional saldría andando o volando; ya como Hermandad de pleno derecho, tras aceptar el Obispado  sus Estatutos el pasado mes de Septiembre.


Formaban el cortejo procesional medio centenar de nazarenos, ataviados con túnica blanca con capa, cíngulo y antifaz de color burdeos.


En el patio estaban los concejales Juanjo Alonso, Ana Martínez Labella y María Vázquez y procesionó por las calles junto al paso Carlos Sánchez. También hizo acto de presencia la presidencia de la Agrupación, Encarni Molina.


La procesión

Eran las siete y cuarto cuando el paso del Cristo del Camino y Nuestra Señora de la Salud ganó la calle Virgen del Saliente. Centenares de vecinos, muchos de ellos muy  jóvenes, fueron testigos del momento. Portaban el paso 30 costaleros a las órdenes del capataz y también hermano mayor, Ernesto Fajardo. Claveles y anturios rojos y jardinería verde ornamentaban el paso.


Dos novedades podían verse: la diadema de la Virgen, donativo de un directivo, y la cristalería del trono. Los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús de la Sentencia de Almuñécar acompañaban el paso de los costaleros. Las pronunciadas cuestas de Araceli resultaban así más livianas.


Especialmente emotivo resultó el Toque de Oración que rasgó la tarde pocos instantes antes de salir el paso, en recuerdo del pequeño Gabriel; paso que llevaba en sus velones delanteros sendos lazos negro y celeste en honor al infortunado niño.


Una sentida saeta de Montse Pérez ante la sede de la Asociación de Vecinos puso el nudo en las gargantas de los presentes. Y la procesión siguió por las angostas callejuelas de la barriada de Araceli hasta las 11 de la noche.


Toda la información de la Semana Santa 2018, aquí.

últimas de especial semana santa 2018


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR