La lava funde la conexión de suministros y 2.500 personas se quedan sin agua

Han reordenado el confinamiento de 3.500 personas de El Paso y Los Llanos de Aridane

Nueva colada surgida tras la aparición de dos nuevas bocas. Foto de Involcan.
Nueva colada surgida tras la aparición de dos nuevas bocas. Foto de Involcan. Europa Press

El volcán de la Palma mantiene su erupción y 2.500 personas se han quedado sin suministros debido a que la lava a fundido la única conexión de éstos con la zona incomunicada, según informa la Cadena SER. Además, la dirección del Plan de Prevención de Riesgo Volcánico en Canarias, Pevolca, reordenó anoche el confinamiento de varios núcleos de población debido a que la calidad del aire ha empeorado por la actividad volcánica de Cumbre Vieja. Se trata de los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane que afecta a 3.500.


Esto se debe a los fenómenos meteorológicos de lluvia de cenizas como consecuencia de la llegada de la lava al mar el pasado 28 de septiembre formando una fajana que ocupa ya más de 28 hectáreas.


En torno a las 12:00 horas de este sábado, la lava ha fundido la única conexión de suministro con la zona incomunicada y unas 2.500 personas de Las Hoyas, El Remo, Puerto Naos y La Bombilla se han quedado sin suministros, además de afectar a las fincas de plátanos más productivas de Canarias. Además, este viernes se abrió una nueva boca a la dos que ya había y la nueva colada magmática nueva busca la unión con la primigenia hacia el mar.



Las nuevas coladas han arrasado zonas de plataneras lo que agrava la crisis de los agricultores de la isla. La ceniza expulsada por el nuevo volcán de La Palma desde que el inicio de su erupción el 19 de septiembre ha cubierto una superficie de 3.304 hectáreas, según la última actualización del sistema de satélites europeo de monitorización terrestre Copernicus.


En la misma, reduce sensiblemente la estimación de la superficie ocupada por la lava, incluido el terreno que ha ganado al mar pasa de las 709 hectáreas a las 367,3. En cuanto a las edificaciones afectadas por las coladas, se mantiene el cálculo de 1.005, aunque se elevan a 880 las que han quedado completamente destruidas, diez más en comparación con el anterior recuento.



El número de kilómetros de carreteras afectados aumenta hasta los 30,7, de los cuales 28,3 han sido destruidos por el paso de la lava. Ante los daños ocasionados por la erupción volcánica, se ha enviado ayuda desde todos los puntos de España y ha sido preciso paralizar la recogida de alimentos y ropa porque estas necesidades están cubiertas.

 

Temas relacionados
Sucesos

para ti

en destaque