La DGT explica por qué el límite de velocidad en ciudad debe reducirse a 30km/h

Tráfico retoma los consejos de seguridad vial que ya lanzaba antes de la pandemia

La DGT explica por qué el límite de velocidad en la ciudad debe reducirse a 30 km/h.
La DGT explica por qué el límite de velocidad en la ciudad debe reducirse a 30 km/h. La Voz
La Voz
22:20 • 07 jun. 2020

La Dirección General de Tráfico está retomando de nuevo los consejos que daba antes de que España entera tuviera que confinarse por el coronavirus. Hasta la fecha los mensajes de Tráfico se centraban en los motivos para poder conducir durante el estado de alarma o los pasos a seguir a la hora de encender de nuevo un vehículo que ha estado sin actividad durante varias semanas seguidas. Pero mientras España disfruta de la desescalada y la aproximación a la 'nueva realidad', con atascos ya puntuales en zonas de ocio y próximas a las playas, la DGT se suma a implantar en las ciudades un nuevo límite de velocidad con el objetivo de preservar a los peatones.

En un mensaje difundido a través de redes sociales, en el que se adjunta un documento de 2019, se alega que el riesgo del peatón de fallecer en un atropello a 30 km/h es cinco veces menos que si el vehículo circulara a 50 km/h en el momento de la colisión, a lo que la DGT estima que esta velocidad reducida «asegura la supervivencia en la inmensa mayoría de los casos».


En el documento que enlaza el tuit, la DGT expone el cambio que supondría para los diferentes viales urbanos la correspondiente adaptación al nuevo sistema de velocidad máxima de 30 km/h. De esta forma, y según se muestra en una infografía, las calles se transformarían para permitir que coches, furgonetas, motocicletas, bicicletas, patinetes y otros vehículos compartan asfalto bajo el nuevo límite de velocidad. Con esta modificación los peatones ganaría espacio en las aceras y el lugar que ahora ocupan los carriles bici pasaría a ser zona de paso para viandantes.

"Establecer el límite de velocidad en 30 km/h no es arbitrario", apunta la DGT en su página web. "Un estudio de la OMS de 2011 sobre atropellos y velocidad estableció que el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello se reduce como mínimo cinco veces si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h en lugar de 50. La medida propuesta puede asegurar la supervivencia en la inmensa mayoría de los caso", indica Tráfico.

Entre otros datos, la DGt también expone que este nuevo límite de velocidad "también reduce un 3% el riesgo de resultar herido grave y un 4% el de sufrir un accidente con víctimas mortales; disminuye el ruido (según un informe del Instituto DKV, de un 33%, a 50 km/h, se pasaría a un 6%); los niveles de dióxido de nitrógeno (en Berlín en torno al 10-15%); hay menos atascos, la circulación es más fluida al asemejar las velocidades de circulación de automóviles y, por ejmplo, ciclistas (en Pontevedra se ha logrado una reducción del 70% en el centro); mejora la convivencia entre diferentes usuarios y fomenta el uso de modos más activos y saludables".




Temas relacionados

para ti

en destaque