La violencia se recrudece en la jornada de huelga en Cataluña

La Policía responde a los ataques con gas lacrimógenos y pelotas de goma

Radicales independentistas en una barricada de Barcelona.
Radicales independentistas en una barricada de Barcelona. Europa Press

Unas 525.000 personas, según la Guardia Urbana, han clamado este viernes en Barcelona por la independencia de Cataluña en una manifestación tras la huelga convocada por los sindicatos Intersindical-CSC y la IAC, y que ha sido la movilización más masiva en rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que se hizo pública el lunes. 


Pero la jornada ha vuelto a estar marcada por un recrudecimiento de la violencia ejercida por los radicales independentistas, que ha obligado a la Policía a lanza gas lacrimógeno y pelotas de goma en la Via Laietana, donde  un agente resultó herido y tuvo que ser asistido y evacuado por sus compañeros. 


Los manifestantes que se congregaron desde las 13.00 horas ante la Jefatura quemaron contenedores para hacer una barricada e impedir el paso de furgonetas policiales.

Además, han tirado multitud de objetos contundentes -como piedras y bolas de acero- y petardos a la Policía, llegando a enfrentarse en algún momento con los agentes.


Agentes antidisturbios llevaron a cabo distintas cargas contra los manifestantes y dispararon salvas, después de que estos -algunos encapuchados- lanzaran objetos hacia la línea policial.


‘Derechos y libertades’

Detrás de la pancarta de cabecera 'Por los derechos y las libertades, huelga general', la concentración recorrió unos escasos metros entre la calle Diputación y la Gran Vía, donde se encontraba un escenario para los parlamentos, y detrás de la cabecera los manifestantes tampoco han avanzado mucho y han copado todo el paseo de Gracia y algunos tramos de las calles colindantes y de la Diagonal.


La manifestación ha sido la culminación de la huelga general de este viernes y también ha sido el punto de confluencia de las cinco 'Marchas por la Libertad' que desde el miércoles han recorrido 100 kilómetros a pie desde cinco puntos diferentes de Cataluña para expresar su protesta contra la sentencia.


Con un ambiento festivo y familiar, los participantes han entonado canciones como 'L'estaca', 'Bella Ciao' y han cantado 'Libertad' con aplausos al unísono e 'Independència', 'Las calles siempre serán nuestras', 'Prensa española, manipuladora' y 'Unidad', en referencia a las discrepancias dentro del independentismo.


En algunos momentos se han fusionado las proclamas independentistas con las de la huelga y se ha gritado 'Huelga general' e 'Independencia' al unísono.


También, se han visto pancartas como 'Esto no es un Barça-Madrid, es más complejo', 'Esto no va de independencia, va de libertades' y 'Nuestra sentencia, la independencia', y carteles con el símbolo de la corona tachado. Durante el recorrido sobrevolaban helicópteros, que han recibido los pitidos por parte de los asistentes.


Cultura

En un escenario situado en el cruce entre Paseo de Gracia y Gran Vía, se ha celebrado el acto, presentado por la actriz Silvia Bel, que ha reivindicado el papel de la cultura como fuente de resistencia, y ha dicho que en esta manifestación han llegado miles de personas que han caminado por la libertad para rechazar esta "sentencia injusta". Después, siguió la violencia.

 

más leídas

últimas de Actualidad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería