El desgarrador vídeo que denuncia el maltrato animal en un laboratorio alemán

La organización Cruelty Free International denuncia en un vídeo

Las imágenes son duras, muy duras, y pueden herir la sensibilidad del espectador, pero denuncian una realidad. Asi de claro lo tiene la organización protectora de animales Cruelty Free International, que esta semana ha lanzado un vídeo para denunciar el supuesto maltrato que perros, gatos y monos sufren en un laboratorio alemán.


Tal y como se puede ver en el vídeo, las imágenes muestran a los animales siendo maltratados para realizar con ellos pruebas agresivas, sometidos a torturas o encarcelados mientras sangran.



Fotograma del vídeo en el que se ve a un perro moribundo.
Fotograma del vídeo en el que se ve a un perro moribundo.La Voz


La asociación protectora de animales logró grabar estas imágenes con cámara oculta en el laboratorio de Farmacología y Toxicología (LPT) de Hamburgo (Alemania). Así, se puede ver a monos agarrados por el cuello en unos aparatos metálicos, perros que están encarcelados en jaulas y empleados del laboratorio que usan la violencia para tratar a otros animales. Todo, en una filmación de casi nueve minutos que sobrecoge.


Maltrato "habitual"

Cruelty Free International asegura que las condiciones de trato a estos animales "violan" los requisitos mínimos de bienestar animal que marca la Unión Europea, por lo que han reclamado el cierre del laboratorio. "Nuestra investigación en un laboratorio en Alemania reveló los horrores que enfrentan los animales detrás de las puertas cerradas del laboratorio. Los perros salieron sangrando y muriendo, los monos fueron maltratados habitualmente. Únase a nuestro llamado a Europa para revisar urgentemente las leyes de experimentación con animales", aseguran desde la protectora de animales.


Fotograma del vídeo en el que se ve a monos agarrados con aparatos metálicos.
Fotograma del vídeo en el que se ve a monos agarrados con aparatos metálicos.La Voz


Según la protectora, "los animales son inyectados o se les hace comer o inhalar cantidades crecientes de una sustancia para medir los efectos tóxicos que pueden ser graves e incluyen vómitos, hemorragias internas, dificultad respiratoria, fiebre, pérdida de peso, letargo, problemas de la piel, insuficiencia orgánica e incluso la muerte . No se proporcionan anestésicos ni alivio del dolor".



 

más leídas

últimas de Actualidad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería