Si encuentras esta marca en tu puerta deberías llamar a la Policía

La Policía Nacional ha alertado en redes sociales de la técnica del “hilo invisible”

La Policía ha descubierto la técnica del hilo invisible en algunas viviendas.
La Policía ha descubierto la técnica del hilo invisible en algunas viviendas. Policía Nacional

El verano es la época ideal para entrar en una propiedad ajena sin prácticamente problemas. Durante estos meses son muchas las familias e inquilinos que abandonan sus hogares para pasar unas vacaciones, una situación que los amantes de lo ajeno estudian y conocen a la perfección y que les vale, en muchas ocasiones, para asaltar la vivienda sin temor a ser descubiertos. 


Por esa misma razón, cualquier recomendación se considera poca para mantener tu vivienda a salvo de cualquier robo en el que es considerado como el mes favorito para los ladrones.


La Policía Nacional ha informado, a través su cuenta de Twitter, de la detención de un ladrón de viviendas en Huesca que actuaba mediante la técnica del "hilo invisible". Una técnica, similar a otras como la de insertar trocitos de plástico en las rendijas de las puertas o dejar bolitas de papel en la cerradura, que tiene como objetivo analizar los movimientos del inquilino.



En esta ocasión, el ladrón pega un hilo de silicona prácticamente invisible entre la puerta y el marco de la misma. Si vuelve y el hilo está suelto o roto, el caco sabrá que la vivienda está ocupada, por lo que no entrará a robar. Sin embargo, en caso de que el hilo se mantenga intacto después de varios días, el ladrón sabrá que nadie ha pasado por casa durante los últimos días. Si te has encontrado con esta marca, ponte en contacto con la policía.


Otras técnicas

Pero esta no es la única técnica para analizar los movimientos del inquilino. Según explica la Guardia Civil, los ladrones también suelen colocar pequeñas bolas de papel dentro del ojo amplio de la cerradura. Si el inquilino abre la puerta con llave, las bolas caen por el ojo de la cerradura, por lo que los ladrones sabrán que alguien ha entrado en casa. En caso de que las bolas sigan en su sitio, los ladrones tendrán vía libre para acceder a la vivienda.


Por otro lado, los cacos también suelen insertar trocitos de plástico en las rendijas de las puertas. Si el inquilino entra al hogar, la pestaña caerá al suelo, por lo que el ladrón sabrá que alguien ha accedido a la vivienda. Si al cabo de varios días la pestaña sigue en su sitio, llegará a la conclusión de que no hay nadie en la vivienda.

 

más leídas

últimas de Actualidad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería