Dos niñas son rescatadas tras ser retenidas por su propia madre

La mujer con problemas psiquiátricos había dejado de tomar la medicación

Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS) del Ayuntamiento de Murcia
Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS) del Ayuntamiento de Murcia

Según el Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS) del Ayuntamiento de Murcia, las niñas de entre 10 y 15 años, "estaban en una situación de riesgo vital auténtico".


La madre, con problemas psiquiátricos diagnosticados, había dejado de tomar su medicación y se encontraba, desde hacía semanas, en una situación de crisis mental con continuos gritos, amenazas y maltrato hacia las niñas que ya no estaban acudiendo al colegio tras el final de las clases, según informa Cadena SER.


El caso de la mujer es conocido en los servicios sociales municipales: Vive sola con las niñas en una pedanía de la ciudad en una casa que siempre "tenía todas las persianas y puertas cerradas".


A las niñas, según la familia, "no las dejaba salir de la casa". En el interior de la vivienda se oían continuos gritos y golpes y la familia de la mujer le ha dicho a servicios sociales que "tenía frecuentes alucinaciones" y decía frecuentemente que "oía voces que le pedían que cogiese palos y cuchillos para educar a las niñas".


En una intervención del SEMAS, Según Pepe Morales, responsable de este servicio municipal detectaron "una situación de vulneración de derechos de los menores" y lo pusieron en conocimiento de servicios sociales y la policía.


Sin embargo, ante el "riesgo real de peligro para los menores", personal del SEMAS se personó en la vivienda acompañados de la policía. Encontraron todas las persianas bajadas, todas las puertas cerradas y nadie que les abriera la puerta aunque se observaban signos de que había gente en el interior. Como ya tenían conocimiento de la enfermedad de la mujer, avisaron al padre que es "la única persona a la que abre la puerta" aunque reside en otra población y ya no convive con la familia.


El padre llamó a la puerta y tras abrir la mujer la puerta "las niñas salieron corriendo con el padre, llorando".


Ahora han quedado ingresadas en un centro de menores. Fuentes del SEMAS aclaran que la comunidad autónoma ya había decidido asumir la tutela en los días previos a esta situación.


La mujer ha sido trasladada a un hospital psiquiátrico.

 

más leídas

últimas de Actualidad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería