Sánchez no hará un museo de la Memoria en el Valle de los Caídos

PP y Cs critican el nuevo cambio de opinión del Gobierno y que está “resucitando” a Franco

Sánchez no hará un museo de la Memoria en el Valle de los Caídos
  • Evo Morales impone ayer en Bolivia al presidente español, Pedro Sánchez, el símbolo acreditativo de la Orden Cóndor de los Andes.
  • E. Press / Beatriz Fernández
  • 29.08.2018

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, renuncia a convertir el Valle de los Caídos en un museo de la memoria colectiva, como propuso el PSOE a finales de 2017 en una proposición de ley vetada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy porque estimaba que aumentaría el crédito presupuestario en más de 200 millones de euros. “La opinión del Gobierno es que el Valle no puede ser un lugar que se deba resignificar, no puede ser un lugar de reconciliación. Tiene que ser un lugar de reposo, un cementerio civil para las víctimas de la contienda y el franquismo. Ésa es la propuesta y la opinión del Gobierno”, ha señalado en rueda de prensa conjunta con el presidente de Bolivia, Evo Morales.


La posición fijada por Sánchez desde Bolivia supone un giro a la línea que venía manteniendo no sólo como secretario general del PSOE sino también a la postura que han defendido los miembros de su Gobierno en estos dos meses de mandato. En una conversación informal con los periodistas que le acompañan en su gira iberoamericana, Sánchez ha achacado la dificultad de resignificar el Valle de los Caídos por la connotación que ya tiene este monumento en el que está enterrado Franco y porque allí yacen víctimas de los dos bandos.


Sánchez apuesta por dejar el Valle como “cementerio civil”, manteniendo eso sí, la actual Basílica que custodia una abadía de monjes benedictinos.


Lo que proponía el PSOE

En la proposición de ley que registró el PSOE a finales de 2017 para ampliar la actual Ley de Memoria Histórica, proponían convertir el Valle de los Caídos en “centro nacional de Memoria”, desde donde se impulsara la cultura de la reconciliación y el reconocimiento de las víctimas a través de proyectos museísticos y de investigación.


“Será un lugar de información, conocimiento, identificación, dignificación y homenaje de aquellos cuyos restos se encuentran allí inhumados”, añadía la propuesta del PSOE, que aspiraba a establecer una “dotación económica específica a cargo del Estado” para exhumar e identificar los restos de las víctimas allí enterradas.


Pero ahora que está en el Gobierno, Sánchez ve más conveniente crear en otro lugar un museo de la Memoria, al estilo del que ha visitado en Santiago de Chile dedicado al golpe de Estado contra Salvador Allende y las víctimas de la represión de la dictadura de Augusto Pinochet que admite haberle impactado.


Comisión de la verdad

El jefe del Ejecutivo sí mantiene en cambio la voluntad de establecer esta Comisión de la Verdad en España, “que sea lo más plural posible, incorpore todas las perspectivas históricas sobre la guerra civil y la dictadura” para que, “de una vez por todas se cierren esas heridas”, ha explicado en la rueda de prensa en Bolivia.


Dicho con otras palabras, se trata de “acordar una versión de país” de lo acontecido durante la Guerra Civil y la dictadura.

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR