Los artales y los saladares, flora autóctona y “vulnerable”

La Concejalía de Parques y Jardines protege los hábitats de estas especies

El paraje de Punta Entinas es uno de los espacios donde se pueden encontrar saladares.
El paraje de Punta Entinas es uno de los espacios donde se pueden encontrar saladares.

La privilegiada ubicación del municipio de Roquetas de Mar, en entornos naturales de gran valor, permite la existencia de varias especies autóctonas de flora que se encuentran especialmente protegidas por su vulnerabilidad. En concreto, una serie de comunidades vegetales o hábitat de interés comunitario y elementos florísticos según la Directiva Hábitat 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitat naturales y la ley 8/2003 de 2003 de 28 de octubre de conservación de la flora y la fauna silvestres: los artales y los saladares, según un informe de la Concejalía de Parques y Jardines del Ayuntamiento.


Los artales constituyen la comunidad vegetal “Mayteno europaei-Zizipheto loti sigmentum”, catalogada como Vulnerable según la Ley de conservación de la flora y la fauna silvestres.


Los aratles se encuentran en el área de los alrededores del cementerio de Aguadulce. Una de las plantas acompañantes muy abundantes en esta zona es Launea arborescens; junto al campo de fútbol de Aguadulce; en el Área de las Hortichuelas, en la que abunda Salsola genistoides como planta acompañante; en el área al oeste del núcleo urbano de Cortijadas de Marín y también en el área al sur de Cortijadas de Marín, “de una densidad elevada y con presencia también de Lycium intricatum, Asparagus albus y Whittania frutescens”. 


Además, el informe señala la existencia de esta especie en el área al este del núcleo urbano Cortijadas de Marín, “bien conservada y con presencia de Lycium intricatum, Asparagus albus y Whittania frutescens”. En el área cerca de Las Marinas se localizan algunos individuos en una pequeña rambla. 




Por su parte, en el área localizada en el límite norte del Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar, al suroeste del núcleo urbano del Solanillo, formado por dos poblaciones, una de ellas afectada también por la carretera y la otra con presencia de Androcymbium europaeum (también catalogada como vulnerable). Existe una población densa en una pequeña rambla al sur del núcleo urbano del Solanillo, con presencia también de Androcymbium europaeum; en el noreste del Puerto Deportivo de Aguadulce, el Barranco de San Antonio y el Cerro de las Minas.


Espacios Naturales
El informe señala también que los saladares están recogidos en la Directiva 92/43/CEE, relativa a la conservación de hábitats naturales.


Además, todas las especies de flora terrestre y marina están protegidas en los Espacios Naturales Protegidos del término municipal, que son el Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar, el Monumento Natural Arrecife Barrera de Posidonia, constituido como  LIC “Arrecifes de Roquetas”, los los “Fondos Marinos de Punta Entinas-Sabinar” y, por último, el LIC de “Sierras de Gádor y Enix”.


El PGOU 2009 establece en el Artículo 3.18 que las especies silvestres, especialmente las amenazadas y sus hábitats, se protegerán conforme a la Ley de 2003.


 

Temas relacionados
Enix Puerto Deportivo de Aguadulce Minería Gádor Ley

para ti

en destaque