Rosario del Mar a los pies de La Alcazaba

Saetas en la Casa Rosa a Angustias y Silencio

Detalle de la imagen realizada por Eusebio Torres (FOCOAL).
Detalle de la imagen realizada por Eusebio Torres (FOCOAL).

Llegamos a la tarde noche más intensa y prolongada de la Semana de Pasión, con más de diez horas de procesiones en la calle, casi enlazando con el Vía Crucis del Cristo de La Escucha, que saldrá de la Catedral a las 5 de la madrugada del Viernes Santo. Anoche ya nos acostamos un poco tarde: la entrada de Estudiantes, en la que los cofrades se recrean, se hace esperar.


Seguro que no saldremos a la calle antes de media mañana para dar un paseo, comprar la prensa y desayunar en nuestros lugares habituales o en el centro, con dulces propios de estas fechas, por ejemplo, en La Dulce Alianza o en la nueva pastelería-cafetería de Once de Septiembre, en Concepción Arenal. Dos establecimientos que conservan la tradición y el sabor de sus dulces.


A mediodía se impone tapear con un buen bacalao, que puede ser en Entrefinos, o unos boladillos en el Hotel Catedral.
A mediodía podemos comer un buen potaje de bacalao, que puede ser en el Hotel NH Ciudad de Almería que  ofrece estos días un bufet muy asequible con elaboraciones y productos propios de estas fechas.


Mejor no demorar mucho la sobremesa ya que la tarde se nos echa encima y hay que salir a seguir las procesiones. 
Recomendamos usar zapatos y ropa cómodos porque hay que moverse por el centro y el Casco Histórico y aguantar muchas horas en la calle. Puede ser hasta la ‘madrugá’ del Viernes Santo.




No nos cansaremos de repetir que a Almería le falta una hermandad que cubra la ‘madrugá’ entre el paso del Silencio por Carrera Oficial y el Cristo de la Escucha. De momento no hay ni pensamientos. Los dirigentes cofrades le tienen miedo o respeto a esa franja horaria.


A las 5 de la tarde sale Rosario del Mar, del Santuario de la Patrona, un momento para presenciar y acompañarles lo que podamos por el Casco Histórico camino a La Alcazaba. Un tramo de enorme belleza en el que cantarán una saeta. Algo espectacular.


A media tarde, El Encuentro aglutinará a cientos de personas en la Plaza de España en Ciudad Jardín para presenciar la salida de sus pasos a la calle: la Santa Mujer Verónica, cuyas costaleras presentaran como novedad una capa morada con cíngulo, Jesús Nazareno y la Virgen de La Amargura.


Las costaleras de La Amargura realizarán una parada en la puerta del Gran Hotel Almería para reponer fuerzas antes del Encuentro y escuchar una saeta. Un momento para no perderse es ese Encuentro entre el Nazareno y su Madre a las 20,50 horas, que siempre resulta emotivo y, como testigo, la presencia de La Verónica, recuperada el pasado año.
Emotivo será su paso por Jovellanos, frente al Convento de Las Claras, donde se fundó la hermandad y que fue su sede durante muchas décadas.


Hay quienes opinan que al pasar de nuevo por la Catedral podrían trasladar el Encuentro a este lugar. No estaría mal, sería recuperar algo de su tradición. Angustias sale del centro pero luce su esplendor en el Casco Histórico. De especial belleza es el paso por Ronda del Beato Diego Ventaja, donde los cofrades del Prendimiento los reciben en corporación y con una ‘petalá’ y se producen encuentro entre imágenes de ambas hermandades. Un lugar recomendable. El impresionante Descendimiento luce igualmente en calles estrechas como Jovellanos o Lope de Vega.


 

Temas relacionados
Ciudad Jardín Viernes Santo Hoteles La Dulce Alianza Catedral de Almería Medios de comunicación Hotel Catedral Entrefinos Alcazaba de Almería

para ti

en destaque