Amigos del Sáhara, trabajo y ayuda a un pueblo “injustamente tratado”

270 socios y los voluntarios materializan varios programas y acciones para los saharauis

Participantes este verano en el programa Vacaciones en Paz en una de las actividades organizadas.
Participantes este verano en el programa Vacaciones en Paz en una de las actividades organizadas.
Mª Ángeles Arellano
15:31 • 18 oct. 2015

Al hablar de la Asociación Amigos del Sáhara de Almería se piensa directamente en el programa que cada verano pone en marcha y que permite que niños saharauis pasen dos meses en la provincia. Pero, aunque no es tan conocida, su labor va mucho más allá. 


Al programa Vacaciones en Paz se suman Caravana por la Paz, comisiones médicas, el apadrinamiento de una guardería y acciones para difundir la causa del pueblo saharaui. 


La Asociación de Amigos del Sahara de Almería nació en 1992. “En aquel entonces no se traían niños a veranear aquí. La asociación trabajó en ayuda del pueblo saharaui y de su causa y llegó a traer a un grupo de menores saharauis a estudiar a Almería. Posteriormente, otro grupo de compañeros retomó la asociación en Zurgena, estructurándola tal como la conocemos hoy, con el objeto de traer al primer grupo de niños saharauis a pasar el verano a nuestra provincia en 1999 con familias de Almería”, ha explicado Emilio Fernández, vicepresidente de la asociación.


El alma Alrededor de 270 socios y voluntarios, que varian según la campaña, son el alma de esta asociación. “Hay un grupo reducido de unas 15 personas, todos socios y la mayoría miembros de la junta directiva, responsable de impulsar y coordinar las actividades y acciones de la asociación, pero contamos para muchas de ellas con numerosos voluntarios y colaboradores en toda la provincia, que participan activamente en nuestros distintos programas”, ha apuntado Emilio Fernández.




Estos voluntarios colaboran en las actividades que realiza la asociación dentro de los distintos programas. “Participan en la recogida de alimentos y medicamentos, venta de lotería y otros artículos, en la redacción y elaboración de proyectos, en las actividades de difusión y en la recepción y despedida de los niños, así como en las actividades que se organizan con ellos. Los voluntarios también ayudan en la difusión de la asociación y sus actividades a través de las redes sociales. 


El resto de almerienses también puede colaborar y poner su granito a la labor desempeñada por este colectivo. “Pueden hacerlo haciéndose socios, realizando donaciones económicas a la asociación, acogiendo a un niño en verano, aportando alimentos o medicamentos u ofreciendo oportunidades de difundir la causa del pueblo saharaui a través de charlas en centros sociales, educativos, asociaciones... También puede hacerlo aportando contactos con empresas o instituciones que puedan patrocinar parte de nuestros programas; ofreciendo la posibilidad de realizar actividades solidarias como fiestas, conciertos, comidas, eventos deportivos; donando o consiguiendo un camión para enviar la caravana de alimentos; entregando material escolar, ropa infantil e indumentaria deportiva; difundiendo de modo particular la causa saharaui y la actividad de nuestra asociación”, ha enumerado este responsable de la asociación.


Experiencia personal El formar parte de este proyecto supone para Emilio Fernández una enorme satisfacción. “Realmente sentimos que recibimos mucho más de lo que damos. Todo los esfuerzos y  sacrificios realizados a lo largo de todo el año se ven con creces compensados cuando llegan los niños y vemos cómo disfrutan y cómo se benefician, a nivel humano y de salud, con nuestro programa Vacaciones en Paz”, ha afirmado Fernández, a la vez que ha añadido que también es reconfortable ser, en muchos momentos, la voz de un pueblo “tan injustamente tratado” y poder poner “nuestro granito de arena” en la lucha por conseguir una solución a este largo conflicto.



Temas relacionados

para ti

en destaque