Primera de las tres jornadas de donación de sangre en la UAL

El Centro de Transfusión confía en superar la cifra de 300 donantes hasta mañana jueves

Rafael Molina Díaz e Isabel Hellín, de los primeros en donar.
Rafael Molina Díaz e Isabel Hellín, de los primeros en donar.
María Medina
22:07 • 24 mar. 2015

Ni la huelga en el ámbito universitario, ni la lluvia de primera hora de la mañana ni la pereza, ni siquiera el "miedo a las agujas", han podido con las decenas de donantes que se han acercado al Aulario II en la primera mañana de las tres que el Centro de Transfusión Sanguínea se desplaza al campus universitario, donde se organiza una macrocolecta.


Isabel Hellín Bosque, natural de Murcia y de 28 años, ha sido una de las primeras en acercarse hasta la zona de donación. Ha llegado antes incluso de que comenzara la ronda de entrevistas médicas. En su caso, la entrevista ha sido breve puesto que es donante habitual.


Máxima comodidad Estudia Magisterio de Educación Primaria y se hizo donante en Murcia. Al desplazarse a Almería, Hellín ha continuado ligada a la donación y destaca de la colecta de la UAL "pone muy fáciles las cosas". "Resulta cómodo que te lleven la donación a la puerta de clase", insiste esta estudiante, que ha tratado de animar a compañeros para que se hagan también donantes.



No siempre es fácil contagiar el entusiasmo. Juan José Plaza Heredia, de 22 años y estudiante de ciencias, es también donante habitual y, a pesar de que ha tratado de que sus compañeros acudan a donar, no siempre lo ha conseguido. "Los estudiantes de las ramas de Ciencias sí se animan más a donar", reconoce Plaza, que fue también uno de los primeros en acercarse hasta el Aulario II.




Sorteo de una tablet En esta macrocolecta, el Centro de Transfusión Sanguínea pretende superar los más de 300 donantes, animar a la comunidad universitaria a sumarse a la cadena de donación y, además, sorteará una tablet entre todos los donantes. Personas que pueden acercarse a donar sangre, plasma e incluso a hacerse donantes de médula ósea hasta el próximo jueves.



Entre los nuevos donantes, ayer Rafael Molina Díaz, de 22 años, y estudiante de Administración y Dirección de Empresas, se estrenaba en la donación de sangre. "Por lo pronto, la experiencia es satisfactoria", decía convencido ya de que repetirá.



El horario, de 10 a 13.30 horas por la mañana y de 17 a 20 horas por la tarde (excepto el jueves que no habrá donación vespertina). Las mañanas se prevén con mayor afluencia de donantes y por eso, el Centro desplaza a la UAL a cinco enfermeros y dos médicos.



Temas relacionados

para ti

en destaque