La Operación Tres Reyes llegará a juicio en octubre con siete acusados

La Fiscalía de Almería solicita nueve años de cárcel para Demetrio Carmona, abogado del Estado

Demetrio Carmona sale de los juzgados en abril de 2013
Demetrio Carmona sale de los juzgados en abril de 2013

El Juzgado de lo Penal número Tres de Almería acogerá el próximo mes de octubre la vista oral del juicio contra los siete imputados en la denominada Operación Tres Reyes, centrada en una presunta trama de extorsión a empresarios de la provincia. La magistrada titular del órgano, María Soledad Balaguer, ha señalado tres días  para las declaraciones y los informes de las partes (6, 7 y 8 de octubre), según fuentes judiciales.
Siete personas aparecen imputadas en el procedimiento, entre ellas Demetrio Carmona, abogado del Estado en Almería. La Fiscalía Provincial pide para el conocido jurista nueve años de prisión por presuntos delitos de extorsión y pertenencia a grupo criminal. La acusación le coloca en el epicentro de una supuesta trama delictiva dedicada a la obtención de grandes sumas de dinero mediante la intimidación a empresarios.


La Policía Judicial de la Guardia Civil destapó la Operación Tres Reyes en abril del año 2013, aunque tiene sus orígenes meses atrás. La trama es compleja e implica a falsos agentes del Centro Nacional de Inteligencia y una remesa de más de 120 millones de dinares, moneda iraquí del gobierno de Sadam Husein.



Según el escrito de acusación, los imputados acordaron organizar un sistema de extorsión para conseguir grandes cantidades de dinero que luego repartirían. Para ello, se valdrían de los contactos de Demetrio Carmona, con casi tres décadas de trayectoria profesional en la provincia de Almería como jefe de la Abogacía del Estado.



La investigación detectó ramificaciones muy distintas en el grupo, iniciadas en la segunda mitad del año 2012, a menudo con Carmona como intermediario. Los negocios iban desde la exportación de aceite a Europa del Este a la compra de bonos mexicanos. También negocios relacionados con el sector inmobiliario y turístico. 



Sin embargo, la actuación más llamativa corresponde, sin duda, a un tesoro de 128 millones de dinares iraquíes guardado en una empresa de seguridad en El Ejido. Fueron adquiridos como inversión a mediados de los años 90, con la esperanza de un ascenso de la divisa en un inestable mercado internacional.



El propietario recibió una oferta para comprar la remesa por un millón de euros e inició contactos que le llevaron a conocer a dos supuestos agentes del servicio de inteligencia español, el CNI. Se trata de los imputados por usurpación de funciones públicas  J.  A. M. A. e I. F. F.B. Según la denuncia, cuando intentó retirarse del acuerdo ante las sospechas de fraude, la supuesta trama le reclamó hasta 200.000 euros bajo extorsiones.
El juicio se celebrará el próximo año, según se acordó el pasado lunes. La Audiencia Provincial de Almería ha rechazado las alegaciones de las defensas que pedían nuevas pruebas y, por tanto, la continuidad de la fase de instrucción.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería