La primera clínica veterinaria de España que genera su propia electricidad

Es conocida por el alto nivel en cuanto a las especialidades veterinarias más avanzadas

La cubierta del centro, con las placas fotovoltaicas.
La cubierta del centro, con las placas fotovoltaicas. La Voz
Jacinto Castillo
21:36 • 22 ene. 2023

La Clínica Veterinaria Alquián, que es una de las más prestigiosas de Almería por el amplio abanico de especialidades que comprende su actividad, se ha convertido en la primera de España en convertirse en energéticamente autosuficiente gracias a la energía solar. La primera de España y, probablemente de toda la Unión Europea. 

Ahora, en la cubierta de la Clínica se pueden ver las placas fotovoltaicas que permiten a la Clínica Veterinaria Alquián incorporar a una energía renovable tan importante como la solar. 


La decisión de acometer esta transformación responde a varios objetivos, mas allá de los meramente económicos, en una coyuntura como la actual condicionada por la volatilidad y del precio de la energía eléctrica. Como explica el director de la Clínica, este centro observa un riguroso  cumplimiento de las normativas actuales en materia de impacto ambiental. Cuestiones que tienen que ver con los residuos biosanitarios de la cirugía o el manipulado de sustancias perjudiciales para el entorno natural o gases potencialmente tóxicos. Pero, más allá de las normativas, la Clínica Veterinaria Alquián mantiene desde sus orígenes diferentes enfoques vinculados a la Responsabilidad social Empresarial, con la que está directamente relacionada su nueva manera de abastecerse de energía eléctrica.



A finales del pasado mes de noviembre  se iniciaron los estudios y los trámites necesarios para la implantación de las placas y la instalación de todo lo necesario. La empresa que ha desarrollado este proyecto es Solardust, que incorporó a esta instalación que evitará la producción de más de 8 toneladas de CO2 a la atmósfera. El único obstáculo parcial lo generan las copas de los árboles de la plaza anexa a la calle Lúcar, que se interponen con el sol que recibe parte de la instalación. La Clínica ha solicitado, sin respuesta de momento, la poda necesaria para mejorar la radiación recibida. 


Las placas generan en torno a los 10 kilowatios. Esta producción permite disponer sobradamente de la energía eléctrica necesaria para atender las necesidades del amplio dispositivo tecnológico de la Clínica, lo que permite aplicar los más avanzados métodos de diagnóstico y terapia en especialidades como la oncología, la odontología o la traumatología, además de un serie de dotaciones específicas para felinos.  



Como explica Gabriel Castilla, esta dotación tecnológica se corresponde con una intensa actividad de formación permanente para las siete personas que integran el de veterinarios y técnicos, todo ello unido a un estrecho contacto con investigadores y seguimiento de la actualidad científica a través de congresos e intercambio de experiencias con otros centros.




Temas relacionados

para ti

en destaque