Menos internamiento por intentar matar a su jefe en Torrecárdenas

El extrabajador del hospital intentó acabar con la vida del jefe de Laboratorio

Furgón de la Policía Nacional en Torrecárdenas.
Furgón de la Policía Nacional en Torrecárdenas. La Voz
Javier Pajarón
20:30 • 25 sept. 2022

El TSJA ha rebajado a un máximo de siete años de internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario la condena a un ex trabajador de Torrecárdenas que intentó acabar con la vida de su jefe en el Laboratorio.


El acusado fue absuelto en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Almería porque sufría un trastorno psiquiátrico. “Tenía una alteración del  contenido del pensamiento con ideas delirantes, de tipo paranoide, dolencia que anuló su capacidad intelectiva y volitiva en relación a los hechos y que se encontraba activa”, dijo entonces el tribunal.


Sin embargo, el riesgo de su puesta en libertad llevó a los jueces a acordar un internamiento por un tiempo máximo de 11 años, además de dictar una orden de alejamiento y una prohibición de acercamiento a la víctima, jefe de servicio en el Laboratorio de Torrecárdenas (Almería).



El TSJA considera que debe ser eliminada la consideración de la alevosía y rebajada la condena de internamiento psiquiátrico penitenciario.


Recurso



El suceso se produjo el 1 de septiembre de 2020 en el complejo hospitalario. La víctima llamó aquella mañana al agresor para interesarse por su estado de salud y mostrarle su apoyo tras haber conocido que había dado positivo por coronavirus.


“El acusado, que solo unos minutos antes había  amenazado telefónicamente de muerte a su jefe, se presentó en el despacho  de este esgrimiendo un cuchillo de cocina de nueve centímetros de hoja, con  el que trató de asestar a la víctima. una puñalada en el pecho”, precisa el tribunal.



“Se desarrolló a partir de ese momento  un forcejeo en que el acusado arrojó al suelo a la víctima, siguió tratando de  clavarle el cuchillo, ahora en la cara, y por último consiguió asestarle una  puñalada en el hombro izquierdo, con tal fuerza que la hoja del cuchillo se  partió y salió despedida; lo que no detuvo al acusado, que continuó su  agresión a puñetazos, hasta que le puso fin la llegada de otras personas que  acudieron al despacho”.


Se mantiene, no obstante, la duración de la medida de alejamiento a la víctima durante diez años.


Temas relacionados

para ti

en destaque