La Policía Nacional monta controles preventivos en los accesos a La Cañada

Patrullas vigilan los accesos y las salidas tras la última Junta Local de Seguridad

María del Mar Vázquez se reúne con los vecinos de Paraje Guillén y Cortijo Córdoba
María del Mar Vázquez se reúne con los vecinos de Paraje Guillén y Cortijo Córdoba La Voz
Lola González / Javier Pajarón 07:00 • 22 sept. 2022

La Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Almería toma medidas para responder a las demandas de mayor seguridad en la barriada capitalina de La Cañada de San Urbano. Agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana han reforzado los controles preventivos en los principales accesos y salidas de la barriada para identificar a posibles delincuentes y traficantes asentados en el denominado Sector 4 de Almería.


La mayor presencia de equipos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional en Almería emana de la última reunión de la Junta Local de Seguridad. Ayuntamiento y Subdelegación del Gobierno acordaron adoptar soluciones ante las manifestaciones de los vecinos y, en particular, de las patrullas ciudadanas anunciadas en parajes de La Cañada de San Urbano.


Los ciudadanos se quejan de los constantes robos en viviendas, almacenes e invernaderos del entorno. Esto incluye también a otros barrios vecinos como El Alquián. Los vecinos habían manifestado en varias ocasiones su malestar por la falta de iluminación en buena parte del diseminado y de la pasividad de las fuerzas de seguridad.
La Junta Local de Seguridad se reunió de urgencia para tratar el problema y en los últimos días se han montado dispositivos específicos para el control de sospechosos.




“Un operativo específico que vendrá a reforzar los servicios de vigilancia que desde hace varias jornadas se viene prestando sobre la zona, acompañado de la necesaria labor de coordinación y comunicación, entre ambos cuerpos de seguridad y administraciones, con el objetivo de atender la demanda que, en este sentido, se viene reclamando por parte de los vecinos”, comunicó el Ayuntamiento de Almería el pasado 13 de septiembre.

Inversiones

Además de los robos, el barrio está sometido a la presión provocada por la proliferación de plantaciones de marihuana, que se ha traducido incluso en tiroteos con resultado de muerte y heridos graves.
Se trata de un espacio particularmente complejo, con una combinación de viviendas, cortijos, naves industriales, invernaderos y almacenes. Todos ellos se distribuyen en una ratonera de caminos, muchos sin asfaltar y con escasas señalizaciones.




Vecinos consultados por LA VOZ DE ALMERÍA acreditan que la presencia ha aumentado, aunque las demandas en La Cañada de San Urbano son más amplias y hay programadas nuevas protestas, por ejemplo, durante la mañana de este viernes.


Por su parte, el Ayuntamiento de Almería explora posibles alternativas en el barrio. Fuentes municipales apuntan el compromiso de incluir en los próximos presupuestos una partida para la iluminación del llamado Paraje Guillén y Cortijo Córdoba, foco de las protestas vecinales por la falta de seguridad.




El Sector 4 de Almería ha acumulado quejas de seguridad desde hace años por problemas derivados de los robos y la violencia vinculada al narcotráfico. También ha sufrido problemas de okupaciones en algunas promociones.


Temas relacionados

para ti

en destaque