El tribunal estudia si encarcela a Mina, pero permite que siga en Arabia Saudí

Santi Mina fue condenado a cuatro años de prisión por abusos, pero su sentencia no es firme

Goldar (absuelto) y Mina en la Audiencia de Almería
Goldar (absuelto) y Mina en la Audiencia de Almería La Voz
Javier Pajarón
18:22 • 15 sept. 2022 / actualizado a las 18:25 • 15 sept. 2022

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería celebrará este viernes una vista a puerta cerrada para revisar la petición de ingreso en prisión de Santi Mina, condenado a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de una joven en una furgoneta en la localidad de Mojácar.


El tribunal ha tomado la decisión de realizar la sesión sin la presencia física del acusado, una medida poco frecuente. El futbolista se encuentra actualmente jugando en un equipo de Arabia Saudí tras salir del Celta de Vigo a finales del mes de agosto y comparecerá por videoconferencia, según confirmaron fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). La vista comenzará a las 10 horas, será a puerta cerrada y contará con la participación de la Fiscalía, la acusación particular y la defensa.


El tribunal aún tiene pendiente resolver la aclaración de sentencia que solicitó el abogado que defiende al futbolista condenado. Una vez resuelta esta cuestión, se le otorgará un plazo para que, si lo estima oportuno, presentar un recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del TSJA. Luego podrá acudir a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo en recurso de casación.




Santiago Mina fue condenado a cuatro años de prisión por abusos sexuales tras un farragoso proceso judicial iniciado en el verano de 2017. El también futbolista David Goldar se marchó con la chica a una furgoneta cámper para mantener relaciones sexuales. Mina se introdujo poco después en el vehículo vestido solo con calzoncillos y trató de que la joven le realizara una felación. Ella se negó y el futbolista la empujó y le introdujo los dedos en la vagina, según consta en los hechos probados.


La defensa pidió la absolución de Mina y las acusaciones optaron por una petición de cárcel por agresión sexual. El tribunal, tras escuchar hasta ocho testimonios de médicos y psicólogos que avalaban la versión de la denunciante, optó por un término medio y condenó al delantero a cuatro años de prisión pero por un delito de abusos sexuales con prevalimiento.




La diferencia entre una agresión sexual y un abuso con prevalimiento será, sin duda, motivo de análisis en los recursos, dada la jurisprudencia del Tribunal Supremo tras el caso de La Manada de Pamplona.




Temas relacionados

para ti

en destaque