La vida volverá a las Salinas de Cabo de Gata en dos meses

El consejero de Medio Ambiente visita las obras de reparación del canal de agua marina

Explicaciones de las obras al consejero. Al fondo, el túnel del canal destruido
Explicaciones de las obras al consejero. Al fondo, el túnel del canal destruido La Voz
Antonio Fernández
00:15 • 06 ago. 2022

Ramón Fernández-Pacheco, flamante consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, se presentó ayer en la zona del canal que abastece de agua marina a las Salinas de Cabo de Gata. Se trataba de conocer sobre el terreno las obras iniciadas a principios de esta semana para resolver un problema generado por las fuertes lluvias de primavera y atender las explicaciones de la Unión Salinera, que explota este espacio.


La rotura del canal ha derivado en la desecación de las charcas en las que se produce la sal, pero que son a su vez un paraíso ornitológico por donde pasan, residen y se reproducen miles de aves que, tras secarse su hábitat, han tenido que emigrar a otras zonas húmedas, otras provincias y otros países europeos y africanos.


Las soluciones
Tras agradecer los trabajos que han desarrollado tanto la Delegación provincial de Medio Ambiente como la Unión Salinera, para salir cuanto antes del atolladero, el consejero ha podido conocer los pormenores de un plan de actuaciones encaminadas no sólo a resolver el deterioro de este simbólico espacio, ubicado en el corazón del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, sino a establecer medidas que impidan que se vuelva a repetir.



El director industrial en España de la Unión Salinera, Joseph Pérez, ahora perteneciente al grupo francés Salins, explicó que para abordar las reparaciones necesarias del canal de entrada, atorado a causa de las fuertes lluvias de pasada primavera, se ha contratado a una empresa especializada (Hispana Suiza de Perfilado S.A.), que va a despejar los sedimentos arrastrados por las lluvias.


Fernández-Pacheco confía en que los plazos establecidos se puedan cumplir, siempre y cuando no se presenten adversidades climáticas en forma de lluvias o DANA’s en ese periodo que impidan ejecutar unas obras complicadas, ya que se trabaja en galerías subterráneas. Tan complejas que ha sido necesario echar mano de trabajadores especializados de cuencas mineras como las de Asturias o León. Si todo marcha según lo previsto, se estima que la comunicación entre el mar y los charcones de las salinas estará restablecida en un plazo de entre un mes y medio y dos meses.



Paso a paso
La Unión Salinera señalaba durante la visita que ha sido esa complejidad la que ha provocado que los trabajos no hayan podido iniciarse “con la inmediatez que tanto la empresa como la Junta de Andalucía habríamos deseado”. Joseph Pérez reafirmaba con ello la voluntad de la empresa de solucionar el problema surgido en la zona.


A pie de obra, Fernández-Pacheco, que acudió acompañado de la delegada provincial de Medio Ambiente, Raquel Espín, y la delegada del Gobierno andaluz en Almería, Aránzazu Martín,  destacaba la idoneidad de los trabajos emprendidos por la Unión Salinera ya que, a su juicio, “es la forma de devolver a esta zona húmeda su aspecto habitual, preservar la rica biodiversidad que alberga y recuperar una de las áreas naturales que presentan un mayor atractivo para los almerienses y los visitantes”.



Seguimiento
El consejero, que se ha preocupado desde el primer momento tras su nombramiento de la evolución de este plan de actuación, ha advertido que desde la Junta se realizará un seguimiento exhaustivo de los trabajos que se desarrollen en las próximas semanas: “estaremos vigilantes para que los trabajos concluyan con éxito y, con la vuelta del agua a Las Salinas, las aves regresen al que es su enclave natural, uno de los más espectaculares del país”.


El conocimiento tanto del proyecto como de los próximos pasos a ejecutar, han hecho renacer la esperanza de que, en unas pocas semanas, las Salinas del Cabo de Gata, un espacio protegido y sobradamente conocido en España y en Europa, recupere su imagen habitual, que no es otra que un “verdadero paraíso” de la ornitología y de la Naturaleza.


Garantía de futuro
La ‘complicidad’ entre la Junta de Andalucía y la Unión Salinera quedó ayer patente durante la visita del consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul. Ambas partes manifiestan su interés no sólo por realizar las labores de reparación de los destrozos en el canal de suministro de agua a las Salinas, sino por alcanzar un objetivo más a largo plazo como es conseguir que este tipo de episodios no vuelvan a repetirse.


Para avanzar hacia ese objetivo ya se está trabajando en un nuevo proyecto, el de construir un canal de evacuación alternativo al ya existente. Ese plan ya fue presentado a la Junta hace aproximadamente un año, pero ahora se ha retomado con mayor fuerza tras lo ocurrido a finales de la pasada primavera.


El canal de evacuación sirve a los intereses de ambas partes; a la Junta porque es la forma de asegurar la preservación de este ecosistema único para la avifauna. A la empresa porque en momentos en los que se suspende la actividad de extracción de sal, por bajada de la demanda, porque puede mantener el flujo de agua, tanto de entrada como de salida, sin afectar a la salinidad adecuada de las charcas (la no extracción de sal llevaría a concentraciones muy altas de sal que son dañinas para muchas de las especies que viven en los humedales). Junta y empresa aseguran que ya están trabajando en ello.


Temas relacionados

para ti

en destaque