Más personal y servicios en limpieza costarán 1,6 millones más cada año

El PSOE critica duramente la decisión de los populares porque no exige a la empresa que cumpla

Trabajador de Entorno Urbano baldeando las calles de la ciudad
Trabajador de Entorno Urbano baldeando las calles de la ciudad La Voz
Lola González 20:34 • 05 ago. 2022

El incremento del canon del servicio de limpieza en 1,6 millones de euros que se anunciara en el mes de marzo se ha hecho efectivo a partir del visto bueno definitivo de la Junta de Gobierno Local del pasado 29 de julio.


Este incremento del canon, que no se había hecho público tras su aprobación, ha recibido duras críticas del Grupo Municipal Socialista que no comprende que llevará a que “los almerienses pasemos a pagar anualmente 17,4 millones de euros a la empresa de limpieza, un 33 por ciento más al mes de lo que se abonaba cuando se inició el contrato en 2014”, y afean por boca de la edil Amparo Ramírez al PP que “lo peor de todo es que no se perciben esas supuestas mejoras que conlleva el aumento del canon”.


Ramírez destaca que desde el PSOE han trasladado muchas veces al PP que “lo que tiene que hacer es vigilar el cumplimiento del contrato; que se invierta todo el presupuesto de que dispone la empresa antes de hacer ninguna ampliación puesto que tienen pendientes de gastar más de 190.000 euros de la partida de mejoras; obligar a la empresa a realizar los informes de calidad externos previstos en el contrato y dar instrucciones a la Policía Local para que amoneste o sancione a los incívicos que tanto daño hacen a la imagen de nuestra ciudad”.



Desde el equipo de Gobierno municipal defienden el incremento de este canon al producirse también un aumento del volumen de servicios y trabajadores. Así, explican que se trata de un aumento del 6,72% anual de la cuantía que se le paga a la empresa Entorno Urbano para el mantenimiento de la ciudad.


Plantillas
En estos cambios se recoge un incremento de las jornadas que van a ejecutar los trabajadores de la contrata. Actualmente existe una plantilla que trabaja 35 horas a la semana repartidas en seis horas de lunes a viernes y cinco el sábado mientras que la jornada del domingo y festivos se realiza por otro grupo de trabajadores con jornada de seis horas. Pues bien, la intención de este cambio es que la plantilla principal pase a trabajar de lunes a viernes durante siete horas de forma que haya un mayor aprovechamiento de los turnos, y que la segunda pase a incrementar sus jornadas para trabajar sábados, domingos y festivos también durante siete horas.



Pero este cambio en el contrato también recoge una ampliación de áreas de actuación ya que desde que se firmara el mismo, en el año 2014, la ciudad ha ido creciendo. Así se atenderán los nuevos desarrollos urbanos de la zona de Torrecárdenas y La Cañada, todo lo que se ha realizado en el entorno de La Hoya, la zona en desarrollo de la cabecera de la Rambla en la que se abrirá Ikea así como el espacio en el que antes se encontraba la Foca.


A esto también se le incluyen servicios especiales de limpieza asimilables a solares municipales y zonas industriales como son Barranco del Caballar, Camino de la Peseta, explanada de El Puche y cualquier otra similar a estas que son necesarias para mantener limpias zonas verdaderamente complejas de la capital.



Por último, también se incluye en la modificación la limpieza con furgón de hidrolimpieza durante los domingos y los festivos, lo que mejorará la atención en la ciudad.


Espera la concejal de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, que “los vecinos empiecen a percibir en la calles, con mayor presencia y número de servicios, de barrido manual y mecánico y, muy importante para una ciudad climatológicamente tan seca, con más agua y baldeo en las calles. Vamos a trabajar más horas, cubriendo prácticamente todo el día con servicios en la calle. También los fines de semana notaremos mayor presencia de medios y personal”, entendiendo como “muy positivas para el objetivo de más y mayor limpieza un conjunto de medidas muy estudiadas y que, esperamos, dará sus resultados y percibirá el ciudadano”.


Insiste Cobos en que la modificación del contrato “no viene a alterar las condiciones esenciales de la licitación y adjudicación del mismo.


Temas relacionados

para ti

en destaque