El gigante gallego de los trasteros llega a Almería

Acaba de abrir un macrocentro en la capital dentro de un negocio cada vez más pujante

La antigua nave de Navarro Hermanos se ha convertido en un gran centro de trasteros.
La antigua nave de Navarro Hermanos se ha convertido en un gran centro de trasteros.
Manuel León
18:01 • 21 jul. 2022

La antigua nave de bicicletas de Navarro Hermanos, en la Avenida de Montserrat, se ha convertido en los últimos días en un macrocentro de alquiler y venta de trasteros. 


Tras el negocio de las bicicletas, durante un tiempo estuvo operando un bazar chino, hasta que le ha cedido el testigo a RedTras, una empresa gallega, con sede en Nigrán (Pontevedra) que acaba de empezar a operar en Almería. RedTras, con 18 centros en toda España, se ha convertido en uno de los gigantes de este pujante sector en España, operando también en franquicia.


RedTras ofrece trasteros desde 29 euros al mes los más pequeños para empresas y particulares con acceso las 24 horas y los 365 días del año. Cuenta con parking propio, videocámaras y taquillas para recibir paquetería. Además, la empresa da asistencia en mudanza y  alquila utillaje, sin compromiso de permanencia. La actividad de los trasteros ha cambiado sustancialmente: ya no son los típicos guardamuebles que se visitaban una vez al año invadidos de polvo y ácaros. Ahora las empresas ofrecen servicio de limpieza y control de plagas y de humedad para que se puedan guardar hasta vinos de reserva, con sistema de ventilación. También se ofrece custodia de documentos y archivo en estanterías para empresas. 



El negocio de los trasteros ha crecido como la espuma en Almería durante los últimos años, al igual que en el resto  de España. Hay empresas de trasteros en la zona de Sierra Alhamilla, San Luis con Oktrastero, los Hermanos Vicente en la  calle Canga-Argüelles, en la Carrera de Los Picos o en la Vega de Acá, en la calle Árbol del Caucho, por poner unos ejemplos.


La media es de unos 50 euros mensuales por uno cuatro metros cuadrados según aparecen en las páginas de Milanuncios para meter desde bicicletas, ventiladores, tablas de surfing o el traje de novia.  Es un negocio potenciado por la burbuja del alquiler, por nuevas generaciones de jóvenes que no tienen acceso a comprar grandes viviendas y que ven en el trastero una  vía de poder tener armatostes que no caben en un apartamento pequeño. El negocio ha crecido un 70% en los últimos tres años, según la Asociación Española de Self Storage.   





Temas relacionados

para ti

en destaque