Guerra a las servilletas por el suelo: papeleras en mesas y multas a los bares

Sale adelante la modificación de la ordenanza de limpieza en la capital

Margarita Cobos, concejal de Sostenibilidad Ambiental
Margarita Cobos, concejal de Sostenibilidad Ambiental La Voz

Las mesas de las terrazas de los bares de la ciudad tendrán que tener una papelera o un recipiente en el que poder tirar las servilletas o desperdicios, y serán los hoteleros los que tendrán que velar por la limpieza del suelo de sus veladores siendo los responsables ante la autoridad si no lo está.


Así se aprobaba en el pleno realizado en pleno de este jueves con la abstención de todos los grupos municipales salvo el PP y el concejal no adscrito Joaquín Pérez de la Blanca. Y es que la aprobación de este cambio en la norma no ha gustado a Ashal que ha presentado alegaciones asegurando que al final se les hace responsables a ellos del comportamiento del consumidor, una alegación que se ha desestimado ya que, según el equipo de Gobierno, ya tenían los establecimientos la obligación de mantener limpia su terraza.


Sí que se ha asumido la petición de los hosteleros de que si hay varias mesas juntas solamente se coloque una papelera y en el aire quedó la petición que realizó el concejal socialista, Pedro Díaz, de que se estableciera “un régimen transitorio” para su colocación mientras los hosteleros “buscan el modelo adecuado para dar una imagen homogénea”.



A pesar de que la concejal de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, defendió en todo momento que la colocación de estas papeleras lo que hacen es “copiar algo que ya se venía haciendo para que se extienda a toda la ciudad”. Y es que está convencida la edil que “el gran enemigo de la limpieza en Almería es el viento” que arrastra las servilletas de estas mesas dejando todo tirado por el suelo, además de dificultar en gran medida que la ciudad se mantenga limpia.


Excusas
Para los partidos de la oposición eso de que el viento sea “el culpable” de la falta de limpieza de la ciudad no es creíble. Desde el Grupo Municipal Socialista el viceportavoz Pedro Díaz aseguraba que “no se puede culpar al viento, aunque también tienden a culpabilizar a barrios concretos o a sectores de la población, pero eso no va a hacer que la situación mejore mucho”.



Así, asegura que la ciudad está “sucia” algo incomprensible cuando se ha incrementado en los últimos años tanto las partidas para la concesión de la limpieza como de la recogida de la basura.


Además, criticó que a pesar de que se había dicho que la ordenanza “estaba consensuada” con Ashal, se ha demostrado con las alegaciones que no era así y que “los hosteleros están en pie de guerra”.



En esto mismo incidió el portavoz de Ciudadanos, Miguel Cazorla, y le pidió que buscará una solución a la situación de la limpieza en la capital. 


Cabe recordar que esta ordenanza también recoge un cambio en el horario para tirar los residuos al contenedor unificándolo tanto en invierno como en verano dejando el horario entre las 20.00 y las 23.00 horas.


La ordenanza prevé sanciones leves, con multas de entre 120 y 750 euros, por no mantener limpia el área afectada por su actividad a los propietarios de bares y restaurantes, pero también a los de establecimientos de venta de chucherías, de máquinas expendedoras, de cajeros automáticos, de administraciones de loterías, así como de cualquier otra actividad con residuos.


Más allá de la ordenanza, los grupos de la oposición han solicitado al equipo de Gobierno municipal que convoque una reunión de la comisión de seguimiento del servicio de limpieza para analizar las acusaciones que se han vertido por algún trabajador sobre el aprovechamiento personal de bienes materiales municipales. La edil Cobos aseguró que para nada es así, pero no negó la posibilidad de que se pueda convocar esa comisión de seguimiento del servicio de limpieza.

 

Temas relacionados
Plenos Sostenibilidad Medio Ambiente Limpieza Hostelería

para ti

en destaque