El sueño del gramático dedicado al Año Nebrija

Eva Díaz se suma desde Almería a la campaña de la Cadena SER

Eva Díaz Pérez acudió por vez primera a la Feria del Libro de Almería, el pasado lunes.
Eva Díaz Pérez acudió por vez primera a la Feria del Libro de Almería, el pasado lunes. La Voz
Antonio Torres 20:59 • 06 may. 2022

La directora del Centro Andaluz de las Letras, Eva Díaz Pérez, celebró en la Feria del Libro de Almería a preguntas de este periodista la propuesta de la Cadena SER para que los ayuntamientos andaluces se planteen incluir en su mapa de calles el nombre del humanista andaluz Elio Antonio de Nebrija, primer gramático del castellano, quien desde Salamanca cambia la forma de estudiar el latín en toda Europa. Una propuesta que diariamente vienen reiterando todas las emisoras andaluzas, gracias a la iniciativa de Lola Pons Rodríguez, catedrática de Lengua Española de la Universidad de Sevilla y comisaria científica del Año Nebrija para la Junta de Andalucía. Pons participa en su sección Lenguaje dentro del programa Hoy por Hoy que dirige Ángels Barceló. Casi 40 calles llevan el nombre de Antonio de Nebrija. La provincia de Almería es la que menos recuerda al gramático sevillano con una calle en la capital y una en Berja “Una calle recuerda a los ausentes y asegura la memoria”, señaló en uno de sus trabajadores periodísticos la colaboradora de la SER que dirige en Andalucía Antonio Yélamo.


Eva Díaz Pérez (Sevilla, 1971) novela en “El sueño del gramático. La aventura humanista de Elio Antonio de Nebrija”, editado por la Fundación Lara, la biografía del humanista, gramático, latinista, poeta e historiador Antonio de Lebrija o de Nebrija (Lebrija, Sevilla, 1444-Alcalá de Henares, 1522), en el quinto centenario de su muerte. Francisca, su hija, es la narradora de esta historia, que también se acerca a las “niñas sabias” del breve Renacimiento español, ligado con las mujeres. Califica a Nebrija como un auténtico héroe intelectual de su tiempo. El gran público sabe quien que fue el autor de la primera Gramática española, publicado en 1492, aunque apenas un poco más.


El trabajo de Eva Díaz es fruto de un trabajo de varios años, y veranos sacrificados, recorriendo archivos, bibliotecas para contribuir al conocimiento científico. Esta avalada por una personalidad independiente que tras su periodo de éxito periodístico en El Mundo se consolida como novelista de largo recorrido y con un aspecto innovador de inteligencia, repleta de respeto al lector, tal como ella misma explica en El epílogo titulado Confesiones de una fabuladora. “Esta novela está llena de realidad histórica, pero es una novela. Por lo tanto, contiene muchas ficciones fruto de mi imaginación. Ficciones verosímiles porque están basadas en un riguroso y complejo proceso de documentación, pero ficciones, al fin y al cabo. En los años que llevo dedicándome a la novela histórica he comprobado que los lectores siempre intentan descubrir la realidad o invención de lo que cuento acerca de personajes reales. El sueño del gramático puede leerse casi como una biografía novelada, pero evidentemente hay dentro mucha literatura. Y en este epílogo, me gustaría desvelar qué es verdad histórica y qué es fabulación de la autora. Se trata de un pacto lógico de confianza que le debo a mis lectores. Una especie de taller de creación con el que quiero descorrer las cortinas que muestran la frágil frontera entre la realidad y la ficción para disfrute de lectores curiosos…”



Eva Díaz presentó su novela en la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, dentro de la Feria del Libro, el pasado lunes con elogiosas reseñas sobre las alegorías y metáforas que utiliza. Mostró pasión por la novela histórica: “El aíre de la época que destila no está solo en la lógica recreación histórica. También en lo que nos sirve para intuir cómo era la vida cotidiana en aquel tiempo”. Es una novela también de mujeres, contrapunto de su hija que incluso estuvo en la cátedra de su padre o las que tuvieron que travestirse para estudiar.  “Ante la revolución que supuso la imprenta no podemos menos que encontrar ciertos paralelismos con el mundo actual de las nuevas tecnologías. De alguna forma el nacimiento de la imprenta supuso algo parecido a lo que hoy vivimos en la época incunable de internet. E, igual que ocurrió con la irrupción del libro impreso, existe ahora en el mundo digital la polémica sobre la difusión sin control y la sospecha sobre la veracidad o falsedad, las fake news, de los contenidos”. “No puedo olvidar a quien ha sido mi mayor inspiración durante la escritura de este libro: el filósofo Emilio Lledó. Sus libros y sus conversaciones influyeron en que esta novela sobre el mundo del lenguaje esté preñada de pensamiento.


A él le debo jugosas palabras incluidas secretamente en las lexicografías de Nebrija”. La autora nos acerca a un andaluz desconocido que tiene recorrido entre los gramáticos y que la actual directora del Centro Andaluz de las Letras lo lleva al gran público, explicando el carácter juvenil, subversivo, ligón, con autoestima alta, polemista, que salió airoso del proceso inquisitorial, los momentos del declive y la inteligencia natural que expresa su hija, valiente, y audaz.  Recordamos que desde que se inició en el periodismo, Eva Díaz es una profesional atenta a las mujeres del exilio. Premio de Periodismo de Andalucía, autora de El club de la memoria, califica a la almeriense María Enciso, la gran desconocida del exilio, como una persona que se entregó a los demás: “Una de las heroínas más desconocidas de la gran tragedia española”, destacó Eva Díaz, “un ejemplo que eleva la moral y la ética. Un personaje que representa muy bien a las personas que vivieron la Guerra Civil y el largo exilio”. Eva Díaz es autora de las novelas El color de los ángeles (2017), Adriático (Premios Málaga y Andalucía de la Crítica, 2013), El sonámbulo de Verdún (escenarios para memoria del siglo XX), El club de la memoria, Hijos del Mediodía y Memoria de cenizas, entre otros. Díaz ha llevado distintas actividades para recuperar, dar luz a mujeres sobre las que durante demasiado tiempo fueron silenciadas porque pidieron libertad, igualdad y solidaridad. La autora de El sueño del gramático recopiló y trabajó con nombres imprescindibles del exilio como Machado, Ayala, Victoria Kent o el periodista Manuel Chaves Nogales en su trabajo Andalucía del exilio, libro en el que da cuenta de la magnitud intelectual de la diáspora andaluza.





Temas relacionados

para ti

en destaque