Una almeriense en el vasto mundo de la divulgación científica

Azucena Martín es biotecnóloga, y lleva años dedicada a la divulgación en varios medios

Azucena  Martín Sevilla, la pasada semana  en Almería. “Debemos explicar la ciencia de forma clara y sencilla, pero sin olvidarnos del rigor cie
Azucena Martín Sevilla, la pasada semana en Almería. “Debemos explicar la ciencia de forma clara y sencilla, pero sin olvidarnos del rigor cie La Voz
Remedios Fernández
22:56 • 11 abr. 2022 / actualizado a las 23:27 • 11 abr. 2022

“La ciencia se hace por y para las personas, y si estas van a ser partícipes de los beneficios que supone esa ciencia, ¿qué menos que conocer sus entresijos?”, dice Azucena Martín Sevilla. Sonríe y abre las manos. “Por eso creo que divulgar lo que se investiga es casi tan importante como investigarlo. Y opino que no solo hay que divulgar los resultados, también el camino para llegar hasta ellos”.


“Lo hemos visto durante la pandemia del Covid 19”, añade tras una pausa. “La población se quejaba de que la información que le llegaba, cambiaba continuamente. Pero esto es lo más normal en ciencia, sobre todo cuando estamos ante algo nuevo...”.


Azucena es de Berja, y estudió Biotecnología en Sevilla, y luego hizo un máster sobre Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, en la Universidad de Valencia. Pero su vida profesional ha girado, sobre todo, en un ámbito que la apasiona: la divulgación de todo lo relacionado con la ciencia y la tecnología. “Es un mundo en evolución, y lo que se piensa un día puede cambiar cuando se investiga más a fondo”, afirma. “Pero quien no se dedica a la ciencia puede no saberlo, y es importante explicarlo todo, para no perder la confianza de la población”.



Por ejemplo, con los ensayos clínicos. “Hemos visto la importancia de explicar cómo funcionan y, sobre todo, los motivos por los que ha ido todo tan rápido en el caso de las vacunas del coronavirus. Que haya ocurrido deprisa no quiere decir que no se haya hecho bien, y eso también hay que decirlo”.


Inicios



Azucena sintió desde pequeña la curiosidad por entender el mundo que la rodeaba. Además, su padre es maestro con especialidad en ciencias, y su hermana es bióloga, “así que se hablaba mucho sobre esto en casa”, recuerda. Pero no se consideraba una persona únicamente ‘de ciencias’. “No me gusta mucho eso de separar a las personas en ciencias o letras, pues creo que todas las disciplinas pueden estar muy unidas”.


Le encantaba leer, escribir y tocar el piano, disfrutaba de las Humanidades. Pero en bachillerato dio biotecnología y se enamoró de ella. “Elegí estudiarla, y la carrera me gustó muchísimo”, dice. “Especialmente las asignaturas de genética, neurociencias, fisiología animal, microbiología, y, sobre todo, reproducción. Por eso hice luego el master en este último tema...”.



Estaba buscando trabajo como biotecnóloga cuando supo que un medio de divulgación científica, MedCiencia, buscaba colaboradores. “Decidí probar suerte, pues siempre me ha gustado escribir. Además, había ido a unas jornadas de orientación laboral y me había sentido muy atraída por la parte de comunicación y divulgación de la ciencia”.


La aceptaron como colaboradora, primero ocasional y luego más habitual. También colaboraba con varios medios, como Omicrono y El Español, “hasta que, finalmente, se me dio una oportunidad a tiempo completo en la sección de ciencia de Hipertextual, donde trabajo desde 2018”.


Divulgadores

Puntualmente ha colaborado en otros medios, como RTVE, divulga a través de su cuenta de Twitter, y colabora en el blog de la Asociación Hablando de Ciencia. Además, pertenece a la Asociación Española de Comunicación Científica y la de Comunicadores de la Biotecnología. “Es un trabajo apasionante, y cada día aprendo cosas nuevas”, asegura. “Escribo sobre biotecnología, pero también sobre otras ramas de la ciencia, por lo que tengo que hablar con expertos, buscar información, leer estudios... No hay día en el que no aprenda algo nuevo”.


“La ciencia no solo puede ser divertida, ¡es que es muy divertida si se cuenta bien!”, afirma Azucena. “En España tenemos muchos divulgadores que tratan temas muy variados, y los hacen súper interesantes. Como Clara Grima, que hace que adores las matemáticas; o como Natalia Ruiz Zelmanovitch y Manuel González, que explican astrofísica a ritmo de copla. Hace poco los tres actuaron en el Auditorio Maestro Padilla, en una actividad organizada por el Aula de Divulgación Científica de la UAL, y fue una noche estupenda”.


Y, por supuesto, Azucena colabora para dar a conocer la Ciencia en Almería. “Comencé uniéndome a la organización de Ciencia en Bares, una iniciativa muy bonita iniciada por María Docavo”, dice. “Después, entre varias personas iniciamos la Plataforma Almería ConCiencia, con el objetivo de reunir a las personas, asociaciones e instituciones de Almería que se dedican a comunicar la Ciencia, para apoyarnos entre todos. Además, como plataforma organizamos actividades...”.


Claridad y rigor

Azucena habla de su trabajo con verdadero entusiasmo. Y recalca: la seriedad es fundamental. “La búsqueda de fuentes es una de las partes más importantes de mi trabajo”, explica. “Mi objetivo es hacer llegar la ciencia a la gente con conocimientos, pero también a quien no los tiene. Por eso, debo explicarlo todo de forma clara y sencilla, pero sin olvidarme del rigor científico. Y para eso es muy importante asegurarme de que los lugares en los que busco la información son los adecuados. Si no estoy segura, recurro a expertos en esa materia”.


¿Y cómo se logra hacer la información atractiva para todo el mundo?, le pregunto. “Hay que intentar contar los temas de un modo ameno, tanto si son noticias de actualidad, o curiosidades, o reportajes más largos sobre un tema”, dice. “Es importante que el lector lo sienta como algo cercano, por eso a veces recurro a testimonios que hacen el texto más humano. Y también es interesante buscar referencias populares, como películas, cómics, o un tema cotidiano. Al fin y al cabo, la ciencia está en todas partes”.


Últimamente, Azucena también organiza actividades junto a Mabel Angulo, de Almería ConCiencia, el Aula de Divulgación Científica de la UAL y su director, José Antonio Garrido. “Tenemos en marcha ‘Ciencia de Andar por Calle’, charlas muy desenfadadas, sin diapositivas ni nada. Ponemos una máquina de palomitas, y a los asistentes se les da en un vaso con una frase relacionada con la charla, que pueden llevarse a casa...”.


EXPLICAR EL TSUNAMI DE LA PANDEMIA

“La comunicación de la Ciencia durante la pandemia ha sido una carrera de fondo”, dice Azucena Martín cuando, inevitablemente, hablamos de esta etapa reciente. “Lo que en un principio parecía que iba a durar unas semanas, lleva ya más de dos años, con información que cambia constantemente...”.


Los medios de comunicación han tenido un papel fundamental y no siempre se ha estado a la altura, asegura. “Se ha puesto de manifiesto la importancia de tener periodistas especializados en ciencia. No necesariamente científicos que se dediquen a la comunicación, como es mi caso, pero sí, al menos, periodistas con esa especialidad”.


En ocasiones se ha dado información confusa, sin contrastar o sin explicar de forma adecuada. “Quienes nos dedicamos a esto hemos puesto todo nuestro esfuerzo para intentar que este tsunami de información que nos ha invadido sea lo más accesible posible para la población. A veces no ha sido fácil, y ha llegado a ser muy estresante...”.



Temas relacionados

para ti

en destaque