Almería es la provincia española con menor nivel de reservas de agua

Es también la única cuyas reservas actuales o alcanzan ni el diez por ciento de agua acumulada

Mapa de embalses.net sobre la situación actual de las reservas de agua en España
Mapa de embalses.net sobre la situación actual de las reservas de agua en España La Voz
Antonio Fernández 22:24 • 22 mar. 2022

La situación de los embalses de la provincia es crítica”; así lo afirma la Confederación Empresarial de Almería (Asempal) tras analizar los datos que aporta la web oficial ‘embalses.net’, según la cual Almería está a la cola del país en cuanto a las reservas acumuladas en los pantanos de Cuevas del Almanzora y Benínar.


El mapa que recoge el porcentaje de agua disponible en el conjunto del país señala que Almería es la provincia española con un menor volumen embalsado, un 7,59 por ciento de la capacidad existentes. Lo es además con mucha diferencia con respecto al resto de los territorios, la mayoría de los cuales superan el 50 por ciento de reservas hídricas lo que, siendo un nivel bajo en base a los registros históricos, está muy por encima del balance almeriense.


Año Hidrológico 
El actual Año Hidrológico, que se inició el 1 de octubre y concluirá el 30 de septiembre, está siendo especialmente pobre en cuanto a lluvias (en esta semana se esperan que aparezcan con cierta intensidad), lo que ha propiciado que el embalse de Benínar tuviera a fecha 20 de marzo un total de 5,47 hectómetros cúbicos de agua acumulados. El de Cuevas del Almanzora disponía en esa fecha de 10,87 Hm3.



Esas cifras justifican la preocupación existente entre los agricultores y regantes “en medio de una sequía muy grave y unos precios desorbitados de la energía o los costes de producción”, recuerda Asempal.


Más capacidad
Para los empresarios, la provincia está amenazada por el avance de la desertización y por la posible aparición de fenómenos extremos, avenidas e inundaciones, y por esa razón “necesita embalses, balsas y depósitos para almacenar y evitar la pérdida de las aguas pluviales, aumentar sus reservas y poder hacer frente a los problemas en tiempos de dificultad”.



Los objetivos que marca la Confederación empresarial apuntan a la importancia de impulsar y promover, mediante ayudas e incentivos, la renovación y mantenimiento de canales, acequias, construcciones, redes de riego o restauración de cauces, entre otros proyectos, para evitar que se pierda “ni una sola gota”.


Inversiones
Las críticas empresariales recaen en la escasa atención que recibe la provincia; sostienen que a pesar de que el agua es el principal problema de la provincia, las partidas de Acuamed en los Presupuestos Generales desde 2012 hasta ahora no han hecho más que disminuir, “y lo que es más grave, el bajo nivel de ejecución real de las inversiones y la repetición de muchas de las actuaciones previstas en anualidades sucesivas que se van quedando sin acometer”.



Desde que en 2012 se consignaran más de 78 millones de euros, que pasaron a ser 87 en 2013, las cifras han ido bajando hasta quedarse este año 2022 en poco más de diez millones de euros. Asempal ‘salva’ de la quema las recientes inversiones anunciadas para Almería por parte de SEIASA (Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias) que recoge el Plan de Recuperación.


Largos plazos
La lentitud en el desarrollo de los proyectos hará que las actuaciones comprometidas por Acuamed no estén finalizadas hasta 2025 o 2026, en el escenario más optimista, o que la desaladora del Bajo Almanzora llegue 14 años después de ser destruida por las inundaciones.


Los empresarios almerienses, que apelan a la utilización de la colaboración público-privada para impulsar inversiones en obras hidráulicas o en aplicación de energías renovables, advierten que esa histórica falta de inversión pública “condiciona un mayor progreso para Almería “ya que los estudios realizados demuestran que esas inversiones tienen un impacto positivo en el PIB de la provincia”.


Temas relacionados

para ti

en destaque