Ómicron retrasa la oleada de inscripciones en los gimnasios de Almería

Los centros deportivos de Almería señalan que su actividad está condicionada por la Covid-19

Los gimnasios también pagan la consecuencia de la sexta ola.
Los gimnasios también pagan la consecuencia de la sexta ola.

Comenzar el año con nuevos propósitos es uno de los rituales más practicados cada año. Los propósitos de año nuevo son esos objetivos personales que nos marcamos al traspasar la fina línea que separa diciembre de enero. La dificultad de este rito es, sin lugar a dudas, cumplirlos a lo largo del año. El caso es que, factibles o no, suponen una motivación para arrancar el nuevo año. Quien no los tiene no conoce la satisfacción de verlos cumplidos durante el año siguiente, o no disfruta entre risas con la familia o con los amigos recordando los del año vigente, a escasas horas de que finalice el tiempo para cumplirlos.


Dejar de fumar, ahorrar, aprender inglés o ir al gimnasio son unos de los propósitos más comunes. Aún así, los expertos recomiendan sumar una larga lista por si se falla en la misión de cumplir alguno de ellos. De ello depende, en gran medida, la dificultad que sumemos en cada uno de ellos. Almería no es ajena a esta práctica, por ello, son muchos los almerienses que cada año, entre uvas y champán se lanzan a pedir nuevos deseos para cumplirlos a lo largo del camino recién estrenado que se acaba de emprender.


Lo noticiable en los propósitos que se han realizado en Almería durante los primeros compases del 2022  pasa por el contexto sociosanitario provocado por la Covid-19, que como viene sucediendo desde hace dos años, está condicionado por los contagios, las restricciones y, más reciente en el tiempo, por la vacuna contra el virus.

 

Temas relacionados
Deporte base Instalaciones deportivas Coronavirus Coronavirus en Almería Brotes de coronavirus Vacuna del Coronavirus

para ti

en destaque