El guardia que batió el récord de multas

El actor Manolo Morán hizo el papel de municipal de tráfico en la Puerta de Purchena

El famoso actor despertó la solidaridad entre los almerienses.
El famoso actor despertó la solidaridad entre los almerienses. La Voz
Eduardo de Vicente
21:01 • 28 dic. 2021

Cuando nos visita un actor famoso se decretaba el estado de fiesta en la ciudad. Los almerienses agradecían que los artistas se acordaran de esta tierra y sacaban toda su hospitalidad para que el visitante se fuera enamorado de Almería.  Es verdad que no teníamos grandes monumentos, y que habitábamos en el culo del mundo como decían por ahí, pero en generosidad no había quien nos superara ni en ganas de echarnos a la calle para festejar cualquier cosa que nos sacara del aburrimiento cotidiano.


La ciudad se agitó durante varias semanas en la primavera de 1960 con una acontecimiento que sacó a los almerienses de su apacible monotonía de pueblo grande. Como en una metáfora del ‘Bienvenido Mister Marshall’ de Berlanga, nosotros salimos por la vieja carretera de Aguadulce para acompañar a una comitiva de actores y personajes célebres de la época que vinieron a Almería para colaborar con una campaña social que pretendía recaudar dinero para la construcción de viviendas para pobres. Era una época donde se recurría con frecuencia a la solidad de los ciudadanos para recaudar fondos. No fue una idea original nuestra, en otras ciudades como Jaén, ya habían recurrido a un grupo de actores y de famosos para que participaran en una empresa parecida y el éxito alcanzado animó a nuestras autoridades para hacer un montaje similar.


El gran acontecimiento fue bautizado con el nombre de ‘Operación Pesca’ y se desarrolló en las primeras semanas de mayo. Los organizadores prepararon un festival en el Teatro Cervantes con la proyección de la película ‘Llegaron los franceses’ y a continuación un fin de fiesta con la intervención de las figuras del arte escénico que nos visitaban, entre otros, actores de la talla de Manolo Morán, José Nieto, Fernando Sancho, Venancio Muro, Elena Santamarina o el productor de la película que se iba a estrenar en el Cervantes, Fernando Vizcaíno Casas. 



“Al desplazarse artistas de prestigio a nuestra ciudad, la radio, el No-Do y la televisión mandarán a sus equipos, y estos poderosos elementos de propaganda difundirán por toda España el nombre de Almería con el consiguiente beneficio para su turismo y para la propaganda de sus excepcionales condiciones climatológicas y bellezas naturales”, expresó en un comunicado el alcalde, don Antonio Cuesta Moyano, a modo de llamamiento a la ciudadanía para que colaborara en los eventos de la ‘Operación Pesca’. 


Además de la fiesta en el teatro, se programaron varios actos al aire libre, como un concurso de pesca, un espectáculo taurino, y una parodia del virtuoso actor Manolo Morán, donde vestido de guardia urbano, el personaje que tanta popularidad le había dado en el cine, se colocó en el centro de la Puerta de Purchena a dirigir el tráfico. 



Cientos de almerienses acudieron allí para participar en el ‘sainete’ de Manolo Morán, que haciendo el papel de guardia de hierro, multaba a todo el que pasaba motorizado por la zona. “Usted, cien pesetas de multa por conducir un coche con cuatro ruedas”, argumentaba el actor. “Y a usted señor, otros veinte duros por llevar la ventanilla del coche abierta”, decía, provocando las carcajadas y la admiración de la gente. El colmo de la meticulosidad del improvisado policía fue cuando sancionó con otras cien pesetas a una señora por no llevar luces en el carrito de la compra. Así, entre bromas y sanciones, recaudó varios miles de pesetas y se convirtió en la gran estrella de los festejos.

La ‘Operación Pesca’ comenzó el sábado siete de mayo de 1960 cuando una caravana de motoristas de la ciudad se desplazó al Parador de las Hortichuelas para recibir a los famosos que venían desde Málaga a participar en los actos. Fueron recibidos como héroes y en una escena propia del cine de Berlanga, los trajeron en volandas hasta la entrada a Almería por Pescadería, donde los esperaban todos los coches de caballos que había disponibles en la ciudad para transportarlos, en loor de multitudes, hasta la Puerta de Purchena, lugar donde se celebró la recepción por parte de las autoridades locales.  



El domingo ocho de mayo, los artistas se fueron al puerto a pescar y aprovechando la expectación se subastaron las cañas y las cestas que emplearon para seguir recaudando dinero. 


Durante los días que duró el acontecimiento, una emisora local, Radio Juventud, se encargó de tener informados a todos los almerienses de cada uno de los actos que se celebraban y de sacarlos de sus casas para que participaran y demostraran su infinita generosidad ante los ilustres actores que nos visitaban y las perseguidas cámaras del noticiario oficial NO-DO, que también estuvieron en Almería para montar un reportaje que después fue emitido en todos los cines del país.


Con el dinero que se consiguió recaudar en la ‘Operación Pesca’ el patronato de viviendas ‘Primero de Abril’ pudo terminar de urbanizar el barrio del Tagarete y construyó varios bloques de viviendas sociales que se destinaron a familias necesitadas de Almería.


Temas relacionados

para ti

en destaque