Así ha quedado el arco de la calle Braulio Moreno

El arco construido en el siglo XIX tras los daños de un terremoto sigue en pie

El arco de Braulio Moreno, en pie a pesar de todo.
El arco de Braulio Moreno, en pie a pesar de todo.

Entre el Día de la Constitución y el de la Inmaculada se inició la recuperación de la calle Braulio Moreno con la demolición de uno de los dos inmuebles que 'escoltan' al histórico arco que conecta la calle Real con la zona del antiguo Hospital Provincial, tal y como contaba en LA VOZ Manuel León.


Si bien la demolición ha traído sus más y sus menos entre almerienses que debatían la conveniencia de derribar un edificio que se encontraba en ruinas, una cosa sí ha estado clara: el arco es patrimonio de la ciudad y permanece en pie.


De hecho, continúan sosteniéndolo las vigas de hierro instaladas meses atrás para apuntalar una construcción que, sin lugar a dudas, ha vivido tiempos mejores en el pasado.



En el lugar donde ahora hay un solar, un promotor edificará apartamentos turísticos y locales comerciales, pero siempre conservando el arco primitivo que hace no mucho tiempo era un rincón pintoresco del casco histórico y hoy es un enfermo arquitectónica en busca de un futuro mejor.


Ahora, con uno de sus costados al descubierto debido a la reciente demolición, el arco de la calle Braulio Moreno aguanta en pie esperando un rescate gracias, en parte, al esfuerzo de Enrique Marín, quien presentó varias alegaciones al Ayuntamiento de Almería denunciando la ruina del inmueble. 



Un arco para luchar contra los terremotos

Tal y como narraba Paco Almanzor en un hilo de Twitter, la construcción de ese arco en la calle Braulio Moreno no se debe a un capricho estético: fue el terremoto de 1804 y los daños que causó en la antigua Cárcel Real y la vivienda situada al otro lado de Braulio Moreno el que provocó esa singular arquitectura.


El vecino de la prisión, Miguel de la Cuesta, propuso y pidió construir un arco con el cual defender las dos estructuras dañadas por el seísmo: un arco de entibo que, no obstante, terminó siendo también la base de dos alturas más levantadas sobre ese callejón.



Ahora, siglos después, el arco sigue en pie tras muchos terremotos pero con la ayuda de un apuntalado de vigas que mantiene con vida una estructura que sobrevivirá. 

 

Temas relacionados
Centro Histórico Arquitectura

para ti

en destaque