Aumenta la difusión en redes de vídeos grabados en clase a los profesores

Pese a que el móvil está prohibido en clase y de que puede suponer varios días de expulsión

Una niña participa en una clase online con su teléfono móvil.
Una niña participa en una clase online con su teléfono móvil. Europa Press

El informe anual de El Defensor del Profesor del sindicato ANPE alerta del aumento en Almería de los casos de difusión en redes de videos grabados a docentes, sin permiso alguno, mientras imparten clases de forma presencial o a distancia.


Aunque los casos que han sido denunciados  por profesores de la provincia no son todavía muchos, pues no llega a la decena, se trata, según el sindicato, solo de “la punta del iceberg”, puesto que considera que la gran mayoría de los casos no se denuncian o quedan en expedientes internos de los centros.


Estos comportamientos van a más también en toda España y en Andalucía, como ha puesto de manifiesto el informe del Defensor del Profesor del curso 20/21 en ambos ámbitos, que ha sido presentado recientemente y sobre el que La Voz ha tenido acceso a los datos de la provincia.



Según ANPE Almería,  “las circunstancias sobrevenidas a causa de la pandemia han contribuido al aumento de la tendencia ya advertida en años anteriores por el mayor peso de la enseñanza online". "En este sentido -continúa-, seguimos reclamando una actualización de la normativa que salvaguarde los derechos de imagen y protección de datos personales del profesorado”.


Conducta muy grave



Profesores consultados por este periódico han coincidido con ANPE en el incremento de estos casos, que en la mayor parte de los centros están considerados como conducta muy grave y puede ser sancionados con la expulsión del centro durante varios días, además de suponer la ‘incautación’ temporal del móvil.


“Es cierto que hay cierta problemática en los centros sobre este asunto, a pesar de que la mayoría no permiten el uso de los móviles entre los alumnos, salvo en casos autorizados expresamente por los profesores para determinadas actividades”, dice José Abel, presidente en Almería de la Asociación de Directores de Instituto de Andalucía (ADIAN).


“Es una realidad que los niños tienen el móvil en la mano todo el día y muchas veces no saben la repercusión que puede tener la difusión de estas imágenes, ni de los profesores ni de sus propios compañeros”, añade Abel, quien también pide a los padres que sean más conscientes de la gravedad de estas acciones de sus hijos. 


Sin apoyo de padres

Y es que, como señala, se ha dado el caso de padres se presentan ante la jefatura de estudios de los IES para recoger el móvil incautado a su hijo antes incluso de que el profesor lo haya llevado allí. También le llama la atención que padres con los que es muy complicado contactar normalmente y que no suelen acudir al centro,  se presenten inmediatamente para recoger el inalámbrico de su hijo. A su entender, muchos padres no parecen ser conscientes de que estas grabaciones pueden llegar a ser un delito por atentar al derecho al honor o la intimidad de los profesores u otros alumnos, y que incluso pueden denunciarse ante la Policía. 


Al margen de estos casos, el informe del Defensor del Profesor del último curso advierte de que los docentes “han tenido que vivir diferentes situaciones de conflicto en el ámbito escolar, incompatibles con lo que debe ser la adecuada convivencia en los centros educativos. Situaciones inaceptables, que ningún docente debe soportar y mucho menos deben permitirse a nivel social”.


Del número de casos atendidos durante el curso 2020-21 por el servicio del Defensor del Profesor en Almería, un 12% del total registrados en Andalucía, un 3% corresponden al nivel de Educación Infantil, un 40% a la Educación Primaria, un 45 % a la Enseñanza Secundaria, un 4% a los Ciclos Formativos, un 3% a la F.P. Básica, un 2% a la Educación de Adultos y un 3% a las Enseñanzas de Régimen Especial.


Dificultades para dar clase

En cuanto al alumnado, además de los casos ya mencionados, destacan las dificultades para dar clase (26%), seguidas de faltas de respeto y falsas acusaciones, y aumentan los casos de ciberacoso (10%). 


Respecto a las familias, los conflictos son por acusaciones sin fundamento (20%), falta de respeto (22%), ciberacoso (18%) y presiones para modificar notas (10%). “Desgraciadamente, algunos padres cuestionan la decisión del profesor, y quieren imponer su criterio, hasta difamar, amenazar o incluso agredir al docente”, dice ANPE.


Conflictos con la Administración

En el último grupo de los casos atendidos en el pasado curso escolar, ANPE señala que los conflictos con la propia Administración,  ocupan el mayor grueso, con hasta un 70% de los registros recogidos, y un 30% de ellos están relacionados con la tremenda burocracia que existe en los centros. 


Según ha destacado el sindicato en Almería, “los docentes, en el ejercicio de sus funciones, pagan un gran coste emocional, del que se resiente tanto su salud física como mental. Del total de docentes atendidos, manifestaban un gran nivel de estrés y ansiedad un 90%, mostrando síntomas depresivos un 25%. Un 10% de ellos estaban incluso de baja laboral, como consecuencia de la situación”.


José Abel, presidente provincial  de la Asociación de Directores de IES de Andalucía,  estima también que el mayor estrés y ansiedad entre los profesores está causado actualmente por la sobrecarga de trabajo y por el exceso de tareas burocráticas que deben realizar. “Pensábamos que los medios informáticos vinieron para aliviarnos la carga de trabajo burocrática, pero la realidad está siendo todo lo contrario, hasta el punto de que se está multiplicando, y ahora no tenemos tiempo muchas veces para lo verdaderamente importante en nuestro trabajo”, afirma.


“Todo este cúmulo de situaciones redunda negativamente en la calidad del propio sistema educativo. Es fundamental que el conjunto de la sociedad tome conciencia del problema de conflictividad que sigue manteniéndose en nuestras aulas. Toda la comunidad educativa, así como las Instituciones, deben aunar y coordinar esfuerzos para erradicar esta lacra que tan determinante puede ser en el futuro de nuestros niños y jóvenes. Es necesario que se favorezca, con la ayuda de todas las partes, una verdadera interiorización de valores y actitudes que permita un mejor clima de convivencia en os centros y, por ende, en nuestra sociedad”, concluye el sindicato.

 

Temas relacionados
Educación Sindicatos

para ti

en destaque