“El sector de la energía demanda profesionales, y generará empleo de calidad”

Jesús Parrilla es cofundador y director de Proyectos de Albedo Solar

Jesús Parrilla, en uno de los montajes de placas solares en Almería.
Jesús Parrilla, en uno de los montajes de placas solares en Almería. La Voz

“En Almería tenemos todo: los recursos energéticos renovables, incluso un centro de investigación en energía solar de primer nivel, como es la Plataforma Solar de Almería”, dice Jesús Parrilla Escobosa, y hace un gesto abarcador con la mano. “Pero no es suficiente”, añade. “La inclusión de las energías renovables en nuestros edificios e industrias, es escasa. Y en nuestra agricultura, es incluso anecdótica”.


“Hace falta un ‘hub’ tecnológico del binomio Energía-Agua”, continúa. “Por ejemplo, las necesidades o garantías de nuestra agricultura en energía, agua y automatización van en aumento. Y necesitamos investigar en nuevos materiales ‘semiconductores’, en estructuras aplicadas, sensores, procesos de desalinización de residuo cero... Y en automatización, ‘robots recolectores’...”.


“Es decir, tenemos que visualizar el futuro sin complejos, y ponernos a trabajar en ello. De lo contrario, perderemos una oportunidad única de hacer industria y tecnología para el mundo. Y, además, el de la energía es un sector que va a demandar profesionales altamente cualificados, y generará empleos de calidad y de desarrollo profesional. Hacen falta instaladores, programadores, técnicos, ingenieros... En definitiva, una buena noticia para chicas y chicos motivados con ganas de cambiar el mundo...”.



Fácil y comprensible

Jesús es de El Ejido, y lleva mas de veinte años en el sector de las energías renovables y las instalaciones Industriales. Es Ingeniero Químico e ingeniero Técnico Industrial por la Universidad de Huelva, y ha hecho un master en Energía Solar, y otro en Innovación, por la Universidad de Almería.



En este último master conoció a los que han sido sus socios fundadores de Albedo Solar, una empresa de base tecnológica “que nació en 2009 como ingeniería e instaladora especializada en energía, en agua y en eficiencia energética, para el sector terciario y agroindustrial”, explica Jesús. “Nuestra idea e ilusión era llevar la tecnología solar a la ciudadanía, haciéndola accesible y fácil de entender, ‘democratizándola’”.


Sus primeros proyectos estuvieron relacionados con la climatización eficiente, “hibridando tecnologías como la geotermia y la solar para conseguir hogares y edificios confortables y de bajo consumo”, afirma. Jesús es el director de Proyectos, y lo que mas le gusta de su trabajo es la interacción entre ingeniería e instalación, para hacer proyectos singulares y sostenibles. Estar ahí desde el principio de la idea hasta su conclusión, al terminar la instalación. En sus 12 años de vida, Albedo Solar ha tenido varios reconocimientos: el premio Universidad de Almería a la Innovación; los premios de AJE a la iniciativa empresarial, y la trayectoria empresarial; el premio La Caixa al mejor proyecto empresarial; y, este mismo año, el premio a la trayectoria empresarial concedido por la Federación Andaluza de Instaladores.


Comprometidos

Albedo Solar tuvo su sede inicial en el nido de empresas de la UAL, y luego se trasladó a unas oficinas mas amplias y con un almacén propio. Ahora están haciendo muchas instalaciones de energía solar fotovoltaica para autoconsumo, y proyectos de aerotermia-solar para edificios sostenibles y eficientes. “Tenemos un gran equipo de profesionales en ingeniería e instalación, muy involucrados en todo el proceso”, afirma Jesús.


“Somos una empresa comprometida con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático”, añade, “y con un fuerte carácter innovador. El objetivo es claro: hacer un mundo mas confortable y seguro a través de las energías renovables y las nuevas tecnologías de la información. Hacemos instalaciones de energía solar, geotermia, aerotermia, biomasa, automatización, procesos de desalinización, puntos de recarga para vehículos eléctricos... Ingeniería aplicada, en definitiva”.


En los últimos meses se han visto desbordados con las instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en viviendas y edificios, dice Jesús. “La tecnología solar fotovoltaica se ha convertido en una solución técnica viable, y fiable, para abordar varios de los problemas que tenemos actualmente en nuestro planeta”. También están muy comprometidos con los municipios pequeños, y elaboran planes y proyectos de Comunidades Energéticas. “Así les damos argumentos para hacerlos una opción factible, sostenible y de calidad, frente a las grandes ciudades”, explica.


En comunidad

Uno de estos proyectos lo llevan a cabo en Almócita. “Es el germen de proyectos venideros en muchos municipios de nuestro país”, afirma Jesús. “Comenzó como un autoconsumo colectivo Ayuntamiento–vecinos, pero ha ido evolucionando hacia una Comunidad Energética, con objetivos mas ambiciosos y sostenibles”.


Actualmente, se trata de una instalación fotovoltaica de 50 kW y con un al- macenamiento de 22 kWh, explica. “Lo innovador es la tecnología que queremos implementar en la producción y el consumo de la energía”, explica, “y qué mas podemos hacer con ella. La idea es implementar mas renovables, y poner en valor al municipio y a sus vecinos”.


Pero ¿qué es una Comunidad Energética?, pregunto a Jesús. “Se trata de un conjunto de agentes, particulares, empresas o instituciones oficiales, que se ponen de acuerdo, junto con una comercializadora eléctrica, para generar y consumir su propia energía, decidiendo en cada momento su posible precio y su destinatario”, responde. “A través de la tecnología blockchain, se genera una red de productores y consumidores de energía, de manera que todo lo que se produce tiene trazabilidad y control en tiempo real”.


Las comercializadoras y el actual mercado eléctrico están sufriendo una auténtica revolución, añade, con un problema de adaptabilidad a las demandas del público. “Y las Comunidades Energéticas, junto a las tecnologías que hemos mencionado, pondrán patas arriba el mercado eléctrico y el marco regulatorio. A la postre, la ciudadanía se empoderará y recuperará el control de la energía, desde su generación hasta su consumo”.


PERDER EL MIEDO Y RECUPERAR EL CONTROL

Otra línea en Albedo Solar es la investigación en proyectos de agricultura. “Concretamente en invernaderos, llevando las energías renovables y los procesos de desalinización del agua”, dice Jesús Parrilla. “Queremos conseguir el invernadero ‘perfecto, autosuficiente y robotizado’ para una agricultura competitiva”.


“En este momento, los retos que tenemos en el mundo son claros: generar y controlar la energía de forma individual o colectiva; tener una trazabilidad clara de la misma; y ponerla en valor, y socializarla. Esto dará como resultado un menor coste de la energía, abaratando el consumo y evitando sobrecostes”, añade. “Actualmente, la legislación es insuficiente, y amordaza el futuro. Las tecnologías han cambiado el panorama energético, y la lucha entre lo conocido y lo desconocido descoloca a gobiernos y grandes energéticas. Toca ser valientes, romper esa camisa de fuerza, y que la ciudadanía recupere el control sobre un bien de primera necesidad”.


 

Temas relacionados
AlmeríaTech Innovación Tecnología Energías Energías renovables

para ti

en destaque