Presos, inmigrantes y jóvenes, con la Cruz de la JMJ

Los dos símbolos de las JMJ, que se celebrará en Lisboa en verano de 2023, llegaron a Almería

Quienes pasaban en la noche del pasado martes por la plaza de la Catedral se encontraban con una imagen insólita: las puertas del primer templo de la Diócesis de Almería abiertas de par en par. Y las del Claustro catedralicio, de la misma forma.


Todo, para recibir la especial visita de la que disfrutaba la provincia de Almería en el día de ayer: la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrarán en Lisboa en 2023.


No obstante, antes de llegar a la Catedral de Almería, los dos símbolos de las JMJ (la Cruz y el Icono de la Virgen) visitaron otros puntos de la provincia: El Acebuche, Dalías y el barrio roquetero de las 200 viviendas. De esta forma, a lo largo del día, presos, jóvenes e inmigrantes celebraron un día especial de oración para la Diócesis de Almería.



Acebuche

“Ha sido un momento de intensa oración con la participación de todos”, explicaba el obispo, Antonio Gómez Cantero, al salir de la cárcel del Acebuche, donde acompañó a los internos del centro penitenciario, que fueron los primeros destinatarios de los símbolos de la JMJ. En la prisión, fueron los mismos internos los que, después de un tiempo de adoración en la capilla, portaron la Cruz y el Icono de la Virgen cediendo el testigo a la parroquia de Dalías. Su párroco, Raul del Águila, acompañado por los jóvenes de la parroquia y los chavales de los colegios de la Virgen de Gádor, Altaduna y Saladares procesionaron los símbolos por sus calles.



La siguiente parada sería en el corazón inmigrante de Roquetas de Mar, la parroquia de San Juan Bautista en el barrio de las 200 viviendas. Después de un rato de intensa oración, la comitiva se trasladaría hasta el claustro de la Catedral donde cientos de jóvenes de distintos movimientos, asociaciones y hermandades pudieron disfrutar de la Vigilia de oración presidida por Gómez Cantero.


“Ha sido una experiencia increíble. No esperaba que pudiera sentirme tan completo y tan bien conmigo mismo mientras estaba escuchando los testimonios de fe que allí se daban” afirmaba uno de los jóvenes al finalizar la Vigilia de oración.


Una experiencia de fe y una invitación a participar en la próxima JMJ que se realizará en 2023 en Lisboa.

 

Temas relacionados
Catedral de Almería Obispado de Almería Antonio Gómez Cantero

para ti

en destaque