La mágica ruta de las ferias de los pueblos del Levante

Nada ha unido más a esta comarca que la emoción de compartir sus fiestas y sus verbenas

Una caseta en la feria de Vera en los años 90, en El Palmeral, llena de jóvenes de todos los pueblos de la zona,
Una caseta en la feria de Vera en los años 90, en El Palmeral, llena de jóvenes de todos los pueblos de la zona,

El Levante no existe, como no existe el Poniente. Lo que existen son los pueblos y sus cosas y las relaciones familiares y de amistad entre ellos. Y el trabajo y las vivencias compartidas entre sus habitantes; el Levante no existe nada más que para  los mapas de la Diputación, por la utilidad de compartimentar la provincia, como los europeos compartimentamos África, sin mirar etnias ni tribus; el Levante no existe, digo, existen los turreros, los mojaqueros, los carboneros, como existen los veratenses y los cuevanos y los garrucheros y los gallarderos y cómo se han relacionado y se relacionan, como una comarca natural, a través de sus caminos y peajes, a través de la Caita que nos llevaba al Instituto de Vera o al mercado de Turre,  a través de los partidos de fútbol que a veces acababan en batalla campal, a través de sus fiestas patronales en las que una vez al año cada santo tenía su minuto de gloria; el Levante no existe, existe una forma de hablar común desde la Isla de San Andrés a la de Terreros con el ico y con la ica, comiéndonos las  eses como si no hubiera un mañana, sintiéndonos retratados todos por igual cuando leemos un poema de Sotomayor.

 

Temas relacionados
Historias de Almería Historia Garrucha Vera Carboneras Turre Mojácar Pulpí Los Gallardos Huércal-Overa Ferias Fiestas Antas

para ti

en destaque