Cerca del 40% de los médicos de familia de Almería se jubila en cinco años

Los profesionales temen un colapso, puesto que la falta de médicos es ya hoy alarmante

Un médico de Atención Primaria toma la tensión a un paciente  en su consulta.
Un médico de Atención Primaria toma la tensión a un paciente en su consulta. Europa Press

Cerca del 40 por ciento de los médicos de Atención Primaria en Almería tienen hoy más de 60 años y se jubilarán, por tanto, en los próximos cinco años. Son 236 los facultativos que trabajan en los centros de salud y consultorios de la provincia los que están próximos a su jubilación, de un total de 631, es decir un 37,4%, según datos del Sindicato Médico de Almería.


Estas bajas podrían dejar en estado crítico la Atención Primaria provincial si no se encuentran soluciones que, a día de hoy, parecen muy complicadas. Hay que tener en cuenta que en los últimos  años solo se han quedado en Almería una media de tres médicos de familia internos residentes (MIR) de los que se han formado en la provincia, que han sido alrededor de 11 anuales. Es decir, menos del 30 por ciento del total. 


De seguir en esta línea, por tanto, la provincia podría sumar apenas 15 médicos de familia más en cinco años vía MIR, con lo que se presenta “un escenario desolador, una verdadera debacle”, como apunta Ildefonso García,  secretario provincial y vocal de Atención Primaria en el Sindicato Médico de Almería.



Y es que ya en la actualidad la provincia arrastra un déficit de alrededor de un centenar de médicos y pediatras, teniendo en cuenta no solo las plazas que no están cubiertas, que son alrededor de 50, sino también los facultativos que serían necesarios para cumplir el cupo recomendado de 1.500 pacientes por médico, que se sobrepasa ampliamente en muchas zonas de la provincia, incluso en algunos consultorios de la capital.


Déficit de 300 médicos



De esta forma, la provincia podría encontrarse a cinco años vista con un déficit de más de 300 médicos de Atención Primaria, algo que podría ser catastrófico, teniendo en cuenta que ya en la actualidad los facultativos se quejan de una seria sobrecarga de trabajo, que obliga a una gran mayoría, por ejemplo, a tener que atender a diario a una media de más de medio centenar de pacientes.


“Ahora las bajas de médicos no se sustituyen habitualmente, ni por vacaciones, ni por enfermedad ni por días libres”, señala Ildefonso García, quien no puede siquiera imaginar cómo sería la situación con 300 médicos menos que los actuales, aunque está convencido de que, en cualquier caso, el sobresfuerzo volvería a recaer en los profesionales.


El Distrito Sanitario Almería es el que tiene más médicos por encima de los 60 años: son 102 de un total de 260, es decir el 41 por ciento. El municipio con los médicos con mayor edad es la capital, puesto que los profesionales más veteranos suelen acabar en las ciudades con mayor atractivo para la residencia. 


De hecho, la situación en algunos centros de salud de Almería es ya preocupante, pues alguno de ellos tiene incluso al 80% de la plantilla de médicos con más de 60 años.

 

13 jubilados en Almería

Y este año, como añade García, en la zona básica de la capital se jubilan 13 médicos, “cinco de ellos de forma anticipada con 63 años, perdiendo alrededor de 100 euros mensuales, porque prefieren dejar de trabajar debido a la presión asistencial que deben soportar. 


Y es que en la zona de la Vega de Acá, por ejemplo, hay médicos con más de 2.000 pacientes en su cartera, al igual que sucede en otras zonas del distrito Almería, como San Isidro o Campohermoso. 


En el Distrito Poniente son 74 los médicos que podrán jubilarse a lo largo de los próximos cinco años, de una plantilla actual de 201, de la que, sin embargo, están sin cubrir 27 plazas, según el Sindicato Médico. En esta comarca hay centros de salud que podrían quedar prácticamente en cuadro si no se buscan soluciones. 


Por ejemplo, en un centro de Aguadulce se jubilarán en el próximo lustro 16 de los 25 médicos actuales, ni más ni menos que el 64% de la plantilla; y en la Puebla de Vícar harán lo propio 11 de 21.


Por último, en el Área de Gestión Sanitaria Norte, está previsto que se jubilen 60 de los 170 médicos que componen la plantilla de Atención Primaria, es decir algo más de 35%.


Extranjeros

Si los MIR no serán suficientes para mantener la plantilla actual ante la inminente oleada de jubilaciones, una de las soluciones puede pasar por la contratación de extranjeros, aunque como apunta el Sindicato Médico, la Junta se está encontrando con problemas para convalidar los títulos de distintos países, aunque en los últimos años sí han llegado sobre todo facultativos sudamericanos.


"Un profesional devaluado" Ildefonso García cree que la escasez de médicos de familia en los centros de salud y consultorios de Almería y en toda Andalucía tiene mucho que ver con las “malas condiciones laborales y salariales” del colectivo, que lleva a que los facultativos  recién formados prefieran el trabajo en un hospital o marcharse a otras regiones o países.


El médico de familia es hoy un profesional devaluado, y si a ello le unimos que en un hospital se gana de 800 a 1.000 euros más al mes y con menor carga de trabajo, está claro dónde se dirigen los nuevos profesionales”, dice. 


Además, lamenta que los centros de Atención Primaria se han convertido en meros  “ambulatorios, donde solo hay actividad asistencial, sin espacio para la educación o la promoción de la salud”.


Objetivo de Salud: mejorar las condiciones laborales  La falta de médicos no ha sido ninguna sorpresa para el Gobierno andaluz, que desde su llegada al poder expresó su voluntad de buscar soluciones a un problema que se arrastra desde hace años. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha reconocido recientemente que el problema ha alcanzado ya un nivel alarmante, y que será acuciante en los próximos años, especialmente en el caso de los médicos de familia y los pediatras, debido al envejecimiento de la profesión y al ‘aluvión’ de jubilaciones que se espera para los próximos años. 


El delegado provincial de Salud, Juan de la Cruz Belmonte, ha precisado que la Junta está haciendo todo lo posible para evitar la fuga de batas blancas y conseguir hacer atractivo trabajar en Almería y en Andalucía como médico de familia, ante todo “mejorando las condiciones laborales, eliminando los contratos precarios y aumentando la remuneración de los profesionales, para equipararla a la de otras comunidades”. “Además, para mejorar la Atención Primaria y en general el sistema público de salud, el nuevo Gobierno andaluz está incrementando notablemente los presupuestos en sanidad”, añade.


Medidas

El delegado expone algunas de las medidas aplicadas en los dos últimos años para hacer más atractivo el trabajo como médico de familia en Andalucía, como la de eliminar los contratos de menos de un año, la supresión de la exclusividad, o la doble puntuación en bolsa en lugares de difícil cobertura”, aunque insiste que ha sido con la mayor inversión con la que se ha logrado, de momento, “incrementar en más de 6.200 los profesionales sanitarios en la comunidad en dos años”.  


Belmonte expone que el Gobierno andaluz también ha reclamado que se asignen más plazas MIR en Andalucía, y ha recordado la creación de las consultas de acogida, "a cargo de enfermeros que pueden tratar síntomas menores, de forma que pueden aliviar la presión asistencial de los médicos”.


Por otra parte, cree que “aunque los médicos extranjeros no son la solución, sí pueden suponer un apoyo importante, y si están perfectamente cualificados y siempre que su titulación homologada no hay ningún problema en que trabajen aquí”, concluye.

 

Temas relacionados
Salud Junta de Andalucía Medicina Sindicatos

para ti

en destaque