La Compañía de María ‘reestrena’ parte de su fachada

Limpia y con nuevos colores luce ya tras retirar los andamios

Así está la fachada del colegio Compañía de María
Así está la fachada del colegio Compañía de María La Voz

Con sorpresa. Así miran los almerienses que pasan por Obispo Orberá la fachada del colegio de la Compañía de María después de que la empresa encargada de las labores de restauración haya destapado la zona en la que han estado trabajando desde mediados de septiembre. 


La imagen que se podía contemplar esta tarde era cuanto menos curiosa. Al entrar en la calle desde la Rambla te recibe la fachada tal y como la hemos visto durante los últimos 20 años. Con un importante grado de deterioro, el color tapado por los años sufriendo los humos contaminantes de los coches que entran al centro de la ciudad.  


A la altura del centro del edificio todo está cubierto por un gran andamio que esconderá a los obreros que van a trabajar para que estas piedras vuelvan a tener vida. Pero lo que ha generado mayor expectación y algún corrillo, es la zona más cercana a la calle San Leonardo. Esta zona de la fachada ya está prácticamente restaurada en su totalidad y muestra unos sillares limpios, unos colores vivos y bien parece que no es el mismo inmueble. Aún queda mucho para culminar estos trabajos de rehabilitación pero sí que es cierto que este cambio de imagen ha redescubierto a muchos de los viandantes este pequeño tesoro del patrimonio de la ciudad.



Trabajos

Cabe recordar que estas obras cuentan con un presupuesto global de 123.375 euros y de ellos el Ayuntamiento de la capital subvenciona72.800 euros del  dentro del Programa de Ayudas a la Rehabilitación Privada de Edificios. Los trabajos que se están realizando a lo largo de toda la fachada consisten en el desmonte de los elementos discordantes de la misma y las piezas metálicas que se encuentren ancladas y en desuso, así como la limpieza mediante chorro de agua y chorro de arena en las zonas de sillería.



Además se reparan las piedras dañadas con la recuperación de algunos de los volúmenes que se han perdido y el abujardado de la piedra. También se está picando tanto la zona de estuco que se encuentra en mal estado como las grietas.


La recuperación de las zonas de estuco picados se efectua con mortero de cal y acabado como en el resto del paramento. A la fachada se le están aplicando técnicas y elementos para su conservación y para la prevención de nuevas humedades, toda vez que será objeto de un tratamiento que unifique su color.



 

Temas relacionados
Urbanismo Colegio Compañía de María Centro Histórico

para ti

en destaque