La antigua sede de Correos pasará a manos municipales el próximo jueves

Ya está cerrada la fecha en la que Ayuntamiento y Sociedad Estatal firmarán la compra

Fachada del inmueble de la antigua sede de Correos
Fachada del inmueble de la antigua sede de Correos La Voz
Lola González 07:00 • 12 oct. 2021

Ya hay fecha. Será el próximo jueves 14 de octubre cuando la Sociedad Estatal de Correos y el Ayuntamiento de Almería rubriquen el contrato que cerrará la compra-venta del antiguo edificio de Correos junto a la Plaza Juan Cassinello.


De momento no está claro el representante que vendrá hasta la capital para proceder a la firma de este acuerdo que tanto ha tardado en llegar y que permitirá dar un cambio sustancial a esta manzana ubicada pleno centro de la ciudad.


Cabe recordar que las condiciones en las que el Ayuntamiento adquirirá este inmueble por un precio de 1.187.771,70 euros, la cuantía que determinó la tasación del inmueble realizada por parte de los técnicos municipales y que después fue ratificada por parte de la propia Sociedad Estatal de Correos para garantizar la oferta.



El Ayuntamiento se comprometerá con la firma de esta venta a no transmitir el bien en durante un plazo de tres años, así como a mantener el uso y catalogación como equipamiento público durante ese mismo tiempo, aunque parece que la intención es que no se abandone ese uso transcurrido ese tiempo.


¿Y ahora qué?
Pues una vez que se haga entrega del cheque nominativo de la venta al representante de Correos a la administración local le tocará iniciar sus planes para este edificio.



El primero de los pasos a dar es licitar el proyecto de demolición del inmueble. Explica la concejal de Urbanismo, Ana Martínez Labella, que “ya están redactados los pliegos de condiciones para poder publicar la licitación en cuanto se firme la compra”.


El siguiente paso será realizar la demolición en sí y proceder a la alineación de la calle de forma que el inmueble de nueva construcción pierda algunos metros edificables que se darán a la vía, urbanizando el entorno y vallando el solar a la espera de que se tome la decisión sobre su uso definitivo que sigue siendo una incógnita y sobre el que habrá que preguntar al alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, el día en el que se realice la firma.


Lo único que dejan claro es que será un espacio público y que será “parte de la estrategia municipal para incrementar y dinamizar la actividad del centro, además de mejorar la imagen urbana en la zona que ocupa” porque ya solo con la demolición termina con una imagen de abandono que durante años ha supuesto un problema importante de salubridad para los vecinos.


Este inmueble se encuentra ubicado entre las calles Padre Luque, Padre Alfonso Torres y Gómez Ulla. Cuenta con una superficie de 806 metros cuadrados y una construida de 3.706 metros cuadrados repartidos entre planta sótano y cinco plantas sobre rasante.


Hay que tener en cuenta que el edificio lleva cerrado desde el año 2011, fecha en la que Correos trasladara su sede central a la calle San Juan Bosco dejando huérfanos hasta hace un año a los vecinos del Casco Histórico.


Desde entonces el inmueble ha pasado de ser objeto de un convenio urbanístico para que la Sociedad Estatal pudiera levantar allí viviendas que quedó parado al no aprobarse el nuevo plan general, por una subasta que quedó desierta y un proceso de venta directa que se ha zanjado con la adquisición del Ayuntamiento como tantas veces se había reclamado para generar equipamientos en el centro.


Temas relacionados

para ti

en destaque