La UAL abre el curso renovando su compromiso de sembrar talento y porvenir

El Paraninfo acoge el acto con más pompa del año en el campus de La Cañada

Una fila de togas, mucetas y birretes, que cambian de color en función de la facultad, se dirige en una fila ordenada al Paraninfo de la Universidad de Almería (UAL). En el interior espera una nutrida representación de la sociedad almeriense y el Coro universitario interpreta ‘Gaudeamus Igitur’. Es la apertura del curso académico 2021-2022, el acto con más pompa que acoge cada año el campus de La Cañada y que, esta vez, tiene el añadido de que inaugura el regreso presencial a las aulas después de que una pandemia interrumpiese de un plumazo la vida tal y como la conocemos.

El reloj marca las doce de la mañana y aún falta hora y media para que el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, dé por inaugurado el curso en nombre de su majestad el Rey de España. Antes ha citado esa frase del profesor Peter Drucker que dice que la mejor manera de predecir el futuro es creándolo. “Un futuro esperanzador nos espera ahí fuera, creémoslo juntos”, ha dicho al público.

En esta jornada en la que la Universidad rinde cuentas a la sociedad y renueva su compromiso de “sembrar talento y porvenir”, Rodríguez ha confesado que, en estos dos cursos atípicos, “ha echado de menos el bullicio” del campus y que la palabra “bienvenidos” ha adquirido ahora una nueva dimensión porque al fin supone el reencuentro real entre compañeros y profesores.

Mantener la calidad
El rector ha hecho balance del “profundo proceso de transformación” que ha sufrido la UAL para “mantener la calidad de los estándares educativos” a pesar de la crisis sanitaria. “Las circunstancias nos obligaron a acelerar la implantación de las herramientas TIC, pero hoy celebramos esta vuelta al diálogo, a confrontar puntos de vista, a practicar la empatía y a compartir conocimiento, que son situaciones que solo se dan en la presencialidad y que nos permiten reafirmar el sentimiento de pertenencia”, ha sostenido.




Porque la UAL es “una universidad muy pendiente de sus estudiantes”. De ahí que el binomio Universidad-empresa siga siendo una apuesta de futuro que garantiza “la transferencia de talento”. En este sentido, Carmelo Rodríguez se ha referido a los nuevos títulos de máster como el de digitalización de empresas, que han dan respuesta a las nuevas necesidades del tejido laboral.  

Sin embargo, nada de esto tendría sentido sin un trabajo de divulgación que “es necesario”, tanto como “el fomento de la cultura científica”. El rector ha puesto como ejemplo la Noche Europea de los Investigadores para acortar distancias entre la UAL y la ciudadanía y ha anunciado un primer plan de divulgación científica que irá en ese sentido.

La universalidad de la institución almeriense que, a pesar de contar con menos de treinta años de historia, se ha colado por primera vez en los ranking de las mejores universidades del mundo ha centrado parte de la intervención de Rodríguez, quien ha asegurado que en la actualidad cuentan con 600 convenidos de movilidad activos.

Memoria y lección magistral
Ha abierto esta inauguración del curso académico la proyección de un vídeo con la memoria de lo que han sido estos últimos meses en los que, a pesar de la Covid-19, se han impartido treinta títulos de grado y 42 de máster recurriendo a la enseñanza presencial y online.

El catedrático de Historia Antigua de la UAL, José Luis López Castro, ha comenzado a escribir la que será la memoria de este curso con una lección magistral dedicada a ‘El mundo mediterráneo antiguo entre el II y el I milenio a. C. La primera globalización’.

Por su parte, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta, Rogelio Velasco, ha mostrado su “satisfacción por volver después de estos tiempos tan difíciles”. “La ilusión y la esperanza son los protagonistas de este curso que hoy inauguramos de manera presencial”, ha subrayado, al tiempo que ha reconocido que la UAL “sigue cumpliendo las expectativas en sensibilidad y calidad humana”.

Una fila de togas, mucetas y birretes se dirige en una fila ordenada al Paraninfo de la UAL.
Una fila de togas, mucetas y birretes se dirige en una fila ordenada al Paraninfo de la UAL.




 

Temas relacionados
Universidad de Almería

para ti

en destaque