Uno de los yihadistas más buscados de Europa cayó en Almería al pedir un kebab

‘El País’ revela detalles sobre la captura en la calle de Abdel Bary, el yihadista retornado

Arresto de los terroristas
Arresto de los terroristas La Voz

El rapero británico Abdel Bary, el terrorista más buscado por Reino Unido tras aparecer vinculado a distintas ejecuciones de Estado Islámico (Daesh) en Siria, fue detenido en Almería en abril de 2020 junto a otros dos yihadistas. Ocurrió durante las primeras semanas del confinamiento más estricto en el marco de la pandemia.


Los presuntos terroristas retornados desde Siria se refugiaron en Almería aunque su intento de permanecer ocultos tuvo un desliz: pidieron kebabs para comer donde se escondían, una vivienda de la calle Cádiz, en la capital. Ahora, el diario 'El País' ha revelado que el rastreo de las aplicaciones móviles para pedir comida a domicilio revelaron su paradero y propiciaron su detención el 14 de abril de 2020 en el marco de la denominada Operación Altepa.


Fueron las tres solicitudes a establecimientos para comer kebab, lo que permitió a los agentes conectar los pedidos con el perfil de uno de los sospechosos, detalla el periódico. Entre los arrestados estaba el rapero británico Abdel Bary, considerado como el terrorista más buscado por Reino Unido tras aparecer vinculado a distintas ejecuciones de Estado Islámico (Daesh) en Siria.




Como adelantó LA VOZ DE ALMERÍA, los terroristas habían accedido a la provincia de Almería a bordo de una lancha rápida por Cabo de Gata. Procedía de Argelia y se unía a una ruta incipiente, que cambiaba las pateras tradicionales por embarcaciones de potentes motores fuera borda.


Los tres terroristas consiguieron entrar en una jornada en la que cinco pateras tocaron tierra y no todos los migrantes pudieron ser interceptados por parte de la Guardia Civil, según revela 'El País', que cita diligencias de la Audiencia Nacional. Los agentes, en coordinación con el CNI, tenían indicios de la llegada de yihadistas retornados de Siria a través de la nueva vía argelina, pero no sabían exactamente dónde tocaría tierra. Los seguimientos se concentraron entonces en las redes sociales de presuntos colaboradores y en los rastreos de los teléfonos móviles con el objetivo de focalizar su paradero.



Según detalló la Policía Nacional, “la investigación se desarrolló gracias a la cooperación internacional, cuando los agentes especializados en la lucha contra el terrorismo, en colaboración con el CNI, trabajaban sobre la posibilidad de que este Foreign Terrorist Fighters (combatiente terrorista extranjero  tuviese la intención de retornar a Europa a través de nuestro territorio”. “Se activaron diversas líneas de investigación para averiguar su posible llegada clandestina a España y localizar el lugar escogido para ocultarse”, continúa. El rastreo llevó hasta Almería”.

 

Temas relacionados
Terrorismo Sucesos en Almería Policía Nacional

para ti

en destaque