El único almeriense que vive en un castillo

Se llama Carlos Maeso, fue farmacéutico y compró la fortaleza de Gérgal por 576.000 pesetas

El castillo de Gérgal, en una imagen retrospectiva, y su dueño, Carlos Maeso.
El castillo de Gérgal, en una imagen retrospectiva, y su dueño, Carlos Maeso.

Carlos Maeso Moreno se asoma cada mañana a la torre de su castillo y entre las almenas ve los tejados del caserío de Gérgal, mientras desayuna un poco de pan y queso. Es el único almeriense -quizá el único español- que puede hacerlo; el único que vive en un castillo del siglo XV como si fuera un señor feudal, aunque sin súbditos y sin bufones, sin guarnición ni puente levadizo. Pero el espacio es el mismo en el que muchos siglos antes moró el Conde de la Puebla y todo su séquito, cuando  aún se estilaban los torneos de caballeros, las armaduras acrisoladas y las ejecuciones en el cadalso.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/222525/el-unico-almeriense-que-vive-en-un-castillo

 

Temas relacionados
Historias de Almería Historia Gérgal Arquitectura Cultura

para ti

en destaque