Aparecen los cadáveres de ocho migrantes argelinos ahogados en el Levante

Las mafias tiran a los migrantes antes de tocar tierra para poder regresar a Argelia y cargar

Protección Civil rescata el cuerpo de un varón el lunes en Carboneras
Protección Civil rescata el cuerpo de un varón el lunes en Carboneras La Voz

El cuerpo sin vida de un niño de cuatro años apareció la madrugada del martes en el Playazo de Vera. El agua expulsó el cuerpo hinchado del pequeño, con una camiseta de dibujos animados y un pantalón de chándal oscuro. La imagen del cuerpo iluminado sobre arena, en una noche tormentosa de septiembre, queda para la historia del drama humanitario que vive y muere en el Mar de Alborán y apela directamente a las autoridades.


Entre el domingo y el martes las olas han entregado los cadáveres de ocho migrantes de origen argelino en las playas de Mojácar, Carboneras, Garrucha y Vera, todos ellos en un radio de acción de unos pocos kilómetros. Según datos recopilados por LA VOZ DE ALMERÍA de diversas fuentes, los fallecidos son cuatro varones, tres mujeres y el mencionado menor. Algunos de ellos presentan la inflamación propia de días en el mar y otros síntomas de ahogamiento. Ninguno golpes ni heridas aparentes.


Ahora se investiga si todos permanecen a una misma embarcación que naufragó antes de alcanzar el litoral de Cabo de Gata o, por el contrario, pertenecen a episodios distintos acaecidos en las últimas 72 horas en esta franja.Las investigaciones constatan que las mafias utilizan lanchas rápidas con el objetivo de sortear los controles del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y buscan efectuar varios viajes de ida y vuelta antes de ser capturados.

Lanzados al mar



En este contexto, los pateristas quieren acortar la maniobra y evitar las calas pedregosas, por eso lanzan a los migrantes a unos metros de la orilla y se dan la vuelta para volver a Argelia con la intención de cargar a nuevos viajeros y retomar la travesía, de entre tres y cinco horas, según los motores. El riesgo de ahogamiento es alto, especialmente en zonas escarpadas.


Por otra parte, existen varios avisos de desapariciones recientes de embarcaciones clandestinas en el Mar de Alborán, aunque la precisión de las informaciones se resiente por la dificultad para identificar cuáles de ellas se perdieron definitivamente en la profundidad, mar adentro, y cuáles consiguieron tocar tierra antes de ser apresadas.




Los cuerpos de los fallecidos fueron recuperados por servicios de emergencias y protección civil y puestos a disposición de la Guardia Civil para avanzar en su identificación. Las causas de las muertes parecen en todos los casos ahogamientos, ya que no muestran heridas o contusiones evidentes.


Almería se ha convertido en la principal ruta para la introducción de migrantes argelinos. El país se halla en grave crisis política, más aún tras la muerte la pasada semana del presidente Abdelaziz Buteflika. Las playas cercanas a Orán, como Mostaganem o Ain Turk, a unos 200 kilómetros en línea recta de Almería, se han convertido en punto de partida para las pateras.


Son botes de fibra, mayoritariamente compradas en España y armadas con motores potentes. Son más seguras que las pateras tradicionales de la vía marroquí, pero el mar acecha, el tiempo cambia las condiciones de la travesía y el Mar de Alborán sigue cobrándose vidas.


Desde el pasado fin de semana han alcanzado las costas de Almería 376 personas a bordo de 31 pateras, según cifras ofrecidas por Cruz Roja. Sumadas a las embarcaciones detectadas en la Región de Murcia y las Islas Baleares, son más de 80 lanchas identificadas.
La previsión del tiempo anuncia tormentas para la jornada del miércoles y vientos moderados, por lo que se espera una reducción de la afluencia de pateras a corto plazo. Las mafias miran al cielo y llevaban a cabo sus acometidas en los días de buen tiempo para optimizar así sus recursos de embarcaciones y motores.


La Organización Internacional de las Migraciones (OIM), entidad vinculada las Naciones Unidas, anota 228 fallecidos este año entre el Estrecho de Gibraltar y las costas levantinas. La mitad se registraron en las proximidades del litoral argelino. Ahora bien, existen multitud de aviso sobre desapariciones y naufragios. Personas atendidas en los últimos días en la provincia de Almería manifestaron haber sido testigos de la presencia de cadáveres a flote durante su travesía.


Según datos del Ministerio del Interior, este año han llegado a España por vía marítima 22.000 inmigrantes irregulares, esto es, un 57 por ciento más que en 2020. Solo en la Península se han detectado 10.000 personas, un aumento del 18 por ciento hasta el mes de septiembre.


La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha pedido la dimisión del subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, por la carencia de recursos para los agentes en la contención de la inmigración clandestina en la provincia. La entidad mostró sus condolencias a las familias de los ciudadanos argelinos fallecidos en las últimas 72 horas y vinculó estos episodios a “las  condiciones bajo la que los guardias civiles tienen que trabajar”. “Ya avisamos recientemente que si no se ponían medidas iba a haber más muertos y desgraciadamente estos han llegado”, señala un comunicado firmado por el secretario provincial de AUGC, Víctor Vega.


“Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles lamentamos tener  que llegar a pedir la dimisión del Subdelegado del Gobierno en Almería,  Manuel de la Fuente, al que desde que se dio el primer estado de alarma por la  pandemia se le han solicitado más de seis reuniones, respondiendo negativamente a todas nuestras solicitudes”.


La Subdelegación del Gobierno de Almería rehúsa hablar sobre las pateras, en consonancia con la política nacional implantada por el Ejecutivo PSOE-Unidas Podemos El cambio en la comunicación sobre pateras incluyó restricciones a Salvamento Marítimo, que dejó de informar sobre los rescates, y prohibiciones a Guardia Civil y Policía Nacional, como acreditan respectivos cuerpos en la provincia de Almería.  Por tanto, no hay fuentes oficiales para saber cuántas pateras llegan, cuántos inmigrantes mueren o cuántas personas son atendidas en los módulos del Puerto de Almería. Este silencio se ha extendido, por ejemplo, a las muertes de dos inmigrantes durante dos persecuciones en alta mar, como informó LA VOZ DE ALMERÍA.


Además de AUGC, otras asociaciones como la Asociación Profesional de Cabos, JUCIL, JUPOL o APROGC también han afeado la falta de transparencia de la Subdelegación del Gobierno en Almería especialmente en lo referido a los recursos necesarios para la atención del fenómeno migratorio.


 

para ti

en destaque