El discípulo predilecto de Salmerón

Una tumba abandonada y una plaza recuerdan la figura de Manuel Pérez García

El 22 de julio de 1933, seis años después de su muerte, los republicanos de Almería le rindieron homanje a Manuel Pérez García.
El 22 de julio de 1933, seis años después de su muerte, los republicanos de Almería le rindieron homanje a Manuel Pérez García.

La tarde de su entierro cientos de almerienses lo acompañaron hasta su última morada, formando largas colas para poder entrar en el cementerio y darle el último adiós. Hoy, su lecho es una lápida con su nombre y una tumba abandonada en un rincón del cementerio viejo por el que ya no pasan los familiares cada mes de noviembre y en el que el único rastro de vida cercana es el manojo de flores que una mano anónima deposita de vez en cuando a sus pies. 



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/221150/el-discipulo-predilecto-de-salmeron

 

Temas relacionados
Tal como éramos Eduardo de Vicente Historias de Almería Política

para ti

en destaque