Plan para dotar a Almería de 4.000 electrolineras en los próximos años

A finales de la década Transición Ecológica espera que el 40% de coches sean electicos

El impulso al coche eléctrico se acompañará de un aumento de electrolineras.
El impulso al coche eléctrico se acompañará de un aumento de electrolineras. La Voz

Las proyecciones en torno a la generalización del uso de vehículos eléctricos indican que para finales de esta década cerca de la mitad de los coches que circulen por las calles y carreteras de la provincia ya no serán a base de motores de combustión sino impulsados por la electricidad.


Para atender ese incremento de vehículos eléctricos la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y la Federación de Concesionarios de Automóviles (Faconauto) han diseñado un plan para aumentar progresivamente los puntos de recarga para este tipo de vehículos.


Plan de acción



El plan, que ya está en manos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democrático (MITERD), que se propone ir aumentando el número de instalaciones para la recarga de los automóviles, furgonetas y camiones hasta completar una red capaz de atender el incremento de la demanda.


En el caso de Almería ese plan supone pasar de los poco más de un centenar de puntos de recarga existentes en la actualidad hasta los 4001 que se espera que estén operativos al finalizar la presente década, de forma que el año 2030 la práctica totalidad de la provincia disponga de esas instalaciones, tanto en los núcleos urbanos como en la red de carreteras de todo tipo existentes.



Progresivo

El objetivo es ir acompasando el ritmo de instalación de los puntos de recarga al incremento de las ventas de vehículos impulsados por la electricidad, de forma que, según las estimaciones realizadas tanto por el Ministerio como por las organizaciones de fabricantes y distribuidores, para el año 2023 Almería dispondría ya de 761 puntos para la recarga de los vehículos, más otros dos situados en la Autovía del Mediterráneo.


Dos años más tarde, es decir en 2025, el número de estaciones de recarga aumentará hasta las 1.235, a las que se sumarían otras seis en la red de autovías.


Una nueva era

El objetivo final de este plan es que al llegar al año 2030 la provincia almeriense disponga de más de 4.000 equipos para repostar energía eléctrica por parte de los vehículos; de ellos 3.968 corresponderían a ‘electrolineras’ en ciudades, pueblos y en la red convencional de carreteras de la provincia, mientras que las 33 restantes estarán distribuidas por la red de autovías, tanto la Autovía del Mediterráneo como la A-92 autonómica y la Redia del Almanzora.


En ese momento la red de puntos de recarga se habrá multiplicado por treinta, un incremento que se calcula que irá paralelo el aumento del número de vehículos eléctricos que estarán circulando en esa fecha por la provincia almeriense.


Objetivos

Tanto ANFAC como Faconauto entienden que este plan debe ir acompañado por medidas de apoyo para la transición hacia los vehículos electrificados, porque de seguir con el crecimiento tendencial actual en matriculaciones de vehículos “no alcanzaríamos los objetivos de descarbonización con los que el sector está totalmente comprometido”.


Para conseguir estos objetivos, es necesario multiplicar por ocho las ventas de turismos electrificados y alcanzar una cuota de mercado del 40 por ciento, un objetivo ambicioso puesto que actualmente en Almería apenas el dos por ciento de los coches que se venden son eléctricos.


Marta Bázquez, de Faconauto, señala que eliminar las barreras de entrada de los ciudadanos al vehículo eléctrico ha de ser una prioridad para todos, incluyendo las Administraciones Públicas. Las cifras dicen que una de las barreras importantes es la falta de una red pública de puntos de recarga numerosa y suficientemente extendida.


El Diesel cae al último puesto en las ventas

Aunque julio ha sido un mes malo para las ventas de vehículos en Almería (-23,88%), los siete primeros meses de 2021 han mejorado los datos del mismo periodo del año pasado el crecer el número de vehículos vendidos en un 5,18%, con protagonismo para las compras por las empresas.


Lo que cada vez está más claro es que los almerienses empiezan a apostar por vehículos eléctricos, mientras que las dudas en torno al futuro del diesel han lastrado a este tipo de motorizaciones. Las ventas de eléctricos crecen un 136% hasta julio (1.326 unidades), bajan las de los diesel un 29,24 por ciento (1.026). Los más vendidos los de gasolina que con 1.926 unidades caen un 6,14% respecto al año anterior.


 

Temas relacionados
Coches Contaminación Transporte

para ti

en destaque