Un último ‘arreón’ antes de comenzar a moderarse el calor

Entre hoy domingo y mañana lunes comenzará a remitir la ola de calor que ha alcanzado los 40º

La brisa marina ha mantenido a raya las temperaturas que no llegaron a los 40%.
La brisa marina ha mantenido a raya las temperaturas que no llegaron a los 40%.

Ya queda menos para que los almerienses dejen atrás esta ola de calor de agosto que se instaló el miércoles y que nos acompañará hasta hoy domingo, con coletazos de altas temperaturas mañana lunes. Fin a un episodio que ha dejado registros históricos en muchos puntos del país pero al que en la provincia se ha sobrellevado bien.


Aplausos para las brisas costeras, ese aire que llega desde el mar y se prácticamente un ‘seguro de vida’ para los habitantes de los municipios costeros. Ajenas a las alertas que se activan desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), esas brisas han permitido que ni la capital ni los núcleos situados en la costa hayan rebasado los 40 grados.


Alertas



Desde la AEMET se activaban ayer alertas naranja en buena parte del interior provincial por temperaturas que podían estar por encima de los 40 grados, cosa que ocurrió finalmente, aunque en áreas muy localizadas de los valles del Almanzora o del Andarax.


Para las zonas costeras el nivel de alerta decretado fue el amarillo, con temperaturas que alcanzaron los 38 grados en numerosos municipios del prelitoral y del litoral provincial. En la capital las anteriormente citadas brisas marinas consiguieron frenar la escalada térmica y los termómetros se quedaron en los 37 o 38 grados en las horas centrales del día.



Los pronósticos para este domingo mantiene prácticamente las mismas características que los lanzados ayer sábado, de forma que se esperan temperaturas que se acercarán de nuevo a los 40 grados en varias zonas del interior de la provincia, pero que estarán entre los 35 y los 38 grados en las áreas costeras.


La temida ola de calor durará cinco días y debería comenzar a retirarse mañana lunes, día a partir del cual se tenderá a una normalización de las temperaturas y el calor será menos intenso, especialmente durante las noches que, en los últimos días han sido especialmente cálidas, en muchos puntos superiores a los 24 o 25 grados, en el límite del ‘umbral del sueño’, esos 26 grados a partir de los que es difícil conciliar el sueño.

 

Temas relacionados
Ola de calor El tiempo Verano

para ti

en destaque