Almería triunfa y supera una ocupación hotelera del 90% en este puente

En el Levante y en la capital muchos hoteles alcanzan el 100%, según ASHAL

Algunos hoteles de Almería han alcanzado durante este puente el cien por cien en ocupación de camas, según ASHAL.
Algunos hoteles de Almería han alcanzado durante este puente el cien por cien en ocupación de camas, según ASHAL. La Voz

La ocupación turística de este puente de agosto en Almería ha mejorado todas las previsiones y se ha situado entre un 90 y 95 por ciento de las camas hoteleras de la provincia, según ha informado la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (ASHAL).


El presidente de la asociación, Pedro Sánchez-Fortún, asegura que incluso en el Levante almeriense y en distintos hoteles de la capital la ocupación de estos días alcanza el 100%, algo que también ocurre en la mayor parte de los alojamientos rurales de la provincia, como han confirmado fuentes del sector a este diario.


Este nivel de ocupación en Almería puede considerarse no solo más elevado de lo previsto, sino también sorprendente, teniendo en cuenta que la incidencia del coronavirus continúa a niveles que pueden considerarse altos en la provincia y en Andalucía. 



De hecho, la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Fahat) apuntaba a principios de esta misma semana que Almería y Málaga eran las provincias que más estaban notando la disminución de la ocupación hotelera, debido sobre todo a la caída del turismo extranjero, y como consecuencia directa de  la quinta ola de pandemia y la variabilidad en las medidas reguladoras internacionales, más presente en zonas de las provincias malagueña y almeriense, como apuntó a Europa Press el presidente de esta organización, Juan Zapata, quien a su vez indicaba que el turismo nacional “está salvando la temporada”, con grandes niveles de ocupación, sobre todo en las provincias de Cádiz y Huelva.


Turismo nacional No obstante, este turismo nacional también parece haberse decantado en los últimos días por Almería, donde hay lugares, como la propia capital, que no recuerdan niveles tan altos de ocupación por estas fechas, salvo en la semana de la feria.



Según el presidente de ASHAL, el alto grado de vacunación alcanzado y la bajada de la incidencia del covid en los últimos días en Almería pueden haber sido factores decisivos para animar al turista a visitar la provincia. 


Y recuerda que el verano pasado sucedió algo similar, cuando Almería, que se encontraba entonces con baja incidencia del virus, recibió la llegada de turistas que en principio tenían previsto dirigirse a otros destinos más castigados por la pandemia y que por este motivo fueron evitados. 


La incidencia del virus influye cada vez más en el turismo y en la elección del destino”, mantiene Sánchez-Fortún, quien señala que, lógicamente, estos elevados índices de ocupación también se ven reflejados en los establecimientos de hostelería, que están ya todos abiertos tras los duros tiempos de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) y de los cierres obligados. Ahora, mantiene, todos están ya con el 100% del personal trabajando y fuera de los ERTE. 


Menor gasto “Aunque es cierto que el gasto medio del turista ha bajado, la hostelería funciona ya, por tanto,  a pleno rendimiento en toda la provincia”, asegura. Prueba de ello destaca, por ejemplo, que en la capital se van a abrir de forma inminente al menos cuatro nuevos negocios de hostelería, dos en la Puerta de Purchena, una hamburguesería y una vermutería, y otros dos en la Vega de Acá, un bar y un restaurante.


Turismo rural Los establecimientos de turismo rural de Almería alcanzan estos días igualmente una elevada ocupación, cercana al 100% en la mayoría de los alojamientos. Antonia Medina, decana del sector en la provincia y propietaria de las casas rurales ‘Picachico’ en Laroya, señala que estos establecimientos volvieron a funcionar a medida que se levantaron las restricciones de movilidad, y que incluso desde abril, cuando solo podían ser visitados por turistas de la provincia, se alcanzó más del 80% de la ocupación. 


Fue sin embargo cuando concluyó el estado de alarma, a primeros de mayo, cuando las reservas comenzaron a dispararse hasta llegar al 100% desde julio y en este mes de agosto


Es más, muchos de los alojamientos, entre ellos el de Picachico, cuentan en la actualidad con una extensa lista de espera de clientes dispuestos a ocupar cualquier anulación de última hora, tal es la demanda, tanto de la propia provincia como de turistas andaluces y españoles.


En vista de ello, las casas rurales incluso llegan a exigir una estancia mínima a sus clientes, que en el caso de las de Laroya es de tres o cuatro noches. “Y ahora en este puente la demanda ha sido tremenda, hasta el punto de que hemos tenido que rechazar infinidad de reservas, pues estamos al 100%”, dice Antonia Medina.


El presidente de la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos también ha señalado que el turismo de naturaleza está teniendo en el conjunto de la comunidad autónoma  “niveles aceptables, pero inferiores al año pasado”, así como el turismo de interior -los de las provincias de Sevilla, Córdoba o Granada- presenta “más actividad” que en 2020, pero “todavía hay muchos comercios y establecimientos que siguen cerrados”.

 

Temas relacionados
Turismo Turismo rural Hoteles Hostelería

para ti

en destaque