Julio se estrenará con la primera ola de calor del verano

Llega una masa cálida de aire norteafricano que elevará las temperaturas

Registro de temperaturas en el mes de junio desde 1998
Registro de temperaturas en el mes de junio desde 1998 La Voz

La entrada del mes de julio supondrá el final de un tiempo ‘amable’ en la provincia de Almería. Junio ha resultado ser un mes que, a pesar de algunos altibajos, puede considerarse normal desde el punto de vista de las temperaturas e incluso nos ha regalado algunos aguaceros para refrescar el ambiente y aliviar algo la secular escasez de recursos hídricos.


Pero con la llegada del nuevo mes tocará pasar bastante más calor que en este mes que está a punto de cerrarse. La causa es la llegada de una masa de aire caliente con origen en el norte de África que provocará una subida considerable en los termómetros de toda la provincia.


El efecto ‘brisa’
La distribución de ese calor será irregular puesto que en las zonas del litoral el clima templado aún se mantendrá unos cuantos días más, mientras que en el interior de la provincia sí será perceptible el incremento de las temperaturas que, al paso de los días y sobre todo el fin de semana, dejará registros próximos a los 40 grados en comarcas como las del Almanzora o la zona de Tabernas.



El hecho de que el calor fuerte llegue primero al interior y después a las costas se deberá a que la masa cálida que alcanzará a la provincia de Almería este jueves (primer día del mes de julio) y con más intensidad el viernes, lo hará en capas medias de la atmósfera, pero no en capas bajas.


Una situación que cambiará de cara al fin de semana, cuando el aire caliente africano bajará en todo el territorio a capas bajas y sólo las brisas marinas aliviarán las altas temperaturas a pie de playa.



Fin de junio
El mes de junio, que termina mañana, se despide con la tónica que ha seguido en los últimos meses desde el punto de vista térmico, es decir de absoluta normalidad, con una temperatura media en consonancia con los registros habituales de las últimas décadas, como se puede comprobar con los datos de la estación meteorológica del aeropuerto (ver imagen adjunta). Sólo en la comarca del Poniente las temperaturas han estado por encima de los valores más frecuentes en esta época del año.


A partir de pasado mañana todo eso cambiará; el mercurio subirá claramente el jueves y sobre todo este próximo viernes, con todo el interior de la provincia por encima de los 30 grados, con 35 en varias zonas de Almería y acercándose a los cuarenta en el curso bajo del Río Almanzora.


Primera ola
Aunque muchos meteorólogos se resisten a dar el calificativo de ‘ola de calor’ al tiempo que se avecina en el arranque del mes de julio, para otros cabe pensar que este episodio podría convertirse en la primera ola de las que amenazan con convertir este verano en uno de los más calurosos de lo que va de Siglo XXI.


Unos y otros coinciden en que aún es pronto para determinar con exactitud tanto la intensidad del calor como la duración, aunque en cualquier caso parece claro que, como mínimo, las altas temperaturas se mantendrán al menos hasta este próximo domingo.


Dos escenarios
De hecho para Eduardo Romay, del colectivo almeriense de analistas climáticos ‘Cazatormentas’, se puede decir que a partir del próximo lunes la evolución es incierta y contempla dos posibles escenarios; el primero de ellos es que podría mantenerse el calor -aunque algo menos intenso- por un efecto de acumulación de los días anteriores y la fuerte insolación.


El segundo de esos escenarios posibles llevaría a una paulatina normalización de las temperaturas, lo que desde su punto de vista parece lo más probable, “porque a la vista de los mapas, una intensificación del calor africano no parece lo más probable.

 

Temas relacionados
El tiempo Ola de calor Verano

para ti

en destaque