Concesión del Estadio Mediterráneo: Ya se pueden presentar las ofertas

El plazo estará abierto hasta el próximo 1 de julio

Interior del Estadio de los Juegos Mediterráneos en una foto de archivo
Interior del Estadio de los Juegos Mediterráneos en una foto de archivo La Voz

El Patronato Municipal de Deportes ya ha abierto el plazo para la presentación de proyectos y ofertas para quedarse con la concesión administrativa del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Con la publicación en el perfil del contratante de este organismo municipal arrancaba este viernes un procedimiento que permitirá la llegada de propuestas hasta el jueves 1 de julio y que está previsto, siempre que se cumpla el guion, se culmine con la adjudicación a la Unión Deportiva Almería.


Este concurso llega después de que se aprobara sin ninguna alegación el pliego de condiciones. Un documento que recoge un canon mínimo anual de 139.253 euros, una cuantía que se revisará cada año en el mismo porcentaje en el que varíe el valor catastral del suelo que en octubre de 2020 ascendía a 15.954.264 euros. La concesión de estas instalaciones deportivas se realizarán por 25 años “improrrogables” y, una vez que se culmine, la totalidad de las obras e instalaciones revertirán de pleno derecho al Patronato Municipal de Deportes debiendo estar “en perfecto estado de conservación y libres de cualquier carga o gravamen, renunciado la concesionaria a cualquier indemnización al respecto”.


Cabe recordar que para poder presentar una propuesta para quedarse con esta gestión hay que abonar una garantía que se corresponde con el 2% del valor del estadio, lo que supone 880.794,67 € y que una vez que se consiga la adjudicación, la garantía debe alcanzar el 4% que supone alcanzar los 1,7 millones de euros. Además, los licitadores deben contar con un seguro de responsabilidad civil por riesgos profesionales de un importe igual o superior al exigido en la normativa sectorial de aplicación, que asciende a 1,2 millones de euros. Ambas garantías se estiman que son lo suficientemente importantes por el Ayuntamiento de Almería para asegurar que la entidad que concurra, pueda asumir el coste de esta gestión.



Fórmulas de adjudicación

Como bien se recoge en el pliego de condiciones el proceso de adjudicación valorará con hasta 50 puntos la oferta económica, es decir, un posible incremento del canon mínimo establecido. Un total de 20 puntos se deberán al proyecto de obras que se presente para remodelar el estadio, mientras que los 30 puntos restantes se otorgarán teniendo en cuenta el proyecto global.



Quien sea el adjudicatario, previsiblemente la UD Almería, tiene como obligaciones el asumir el coste de todo el mantenimiento de la instalación (desde el césped, al IBI o el recibo del agua) que suponen un millón de euros anuales al Patronato de Deportes actualmente, pero también tendrá que hacerse cargo de las obras para llevar la sede de este organismo municipal al Palacio de los Juegos Mediterráneos y liberar así el estadio. 


Pero además, contará con la obligación de comunicar al Ayuntamiento cualquier obra que tenga previsto realizar o, incluso, si piensa hacer un cambio de nombre a la instalación, una modificación que podría realizarse pero siempre manteniendo el inciso ‘Estadio de los Juegos Mediterráneos de Almería’. Eso sí, el Consistorio puede denegar este cambio siempre que “la denominación propuesta por la concesionaria sea contraria al interés público o contravenga las disposiciones normativas correspondientes”.


Trabajos previstos

Ahora que se ha abierto el plazo de presentación de ofertas solo queda esperar para saber si el Almería va a contar con competencia y ver los plazos que se ponen encima de la mesa para que el club pueda acometer los cambios que pretende en el estadio para convertirlo en una instalación de primer nivel. Se espera que en el mes de julio se pueda culminar la adjudicación y a partir de entonces, tocaría arrancar con el proyecto que lo primero que debe hacer es trasladar el Patronato.


Cabe recordar que lo que la nueva dirección del club encabezada por Turki Al-Sheikh pretende es realizar una transformación en dos fases y seis actuaciones. La primera fase supondría una modernización de las infraestructuras internas, en cuanto a vestuarios, oficinas, sala VIP, tienda, y la gran transformación se producirá en el exterior, cambiándole la cara a la fachada. La segunda fase incluiría el movimiento de tierras en una intervención que supondrá bajar el terreno de juego para aumentar la capacidad de las gradas y la creación de una sala de eventos.


El objetivo es convertir el Estadio de los Juegos Mediterráneos en un gran recinto homologado para competiciones internacionales.

 

Temas relacionados
Instalaciones deportivas Urbanismo

para ti

en destaque